M tres meses después de los atentados

MADRID, 13 (EUROPA PRESS)

El ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, admitió esta mañana que los agentes del Cuerpo Nacional de Policía que vigilaban en junio de 2004 la vivienda de Santa Coloma de Gramanet (Barcelona) relacionada con una investigación por terrorismo islamista no reconocieron a Daoud Ouhnane como una de las personas a las que llegaron a filmar. "No lo detectaron, si no, lo hubieran detenido", afirmó esta mañana Rubalcaba.

Ouhanne es sospechoso de haber sido uno de los terroristas que colocaron mochilas con explosivos en los trenes de la matanza del 11-M. Según publica hoy 'El Mundo', agentes de la Brigada Provincial de Información de Barcelona grabaron en dos ocasiones a Ouhnane, tres meses después de los atentados de Madrid, en el transcurso de las pesquisas que culminaron en la 'Operación Tigris', contra una red de reclutamiento y envío a Irak de 'muyaidines'.

En una comparecencia posterior a la reunión que mantuvo con el alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, para tratar la seguridad en las Olimpiadas de 2016, si la capital es la ciudad elegida para organizarlas, Rubalcaba trasladó que la Policía supo que se trataba de Ouhnane cuando un testigo afirmó en 2008 que el argelino había pasado en 2004 por la vivienda de Santa Coloma vigilada. Según esto, tras la declaración del testigo, los agentes recurrieron a las imágenes grabadas y se percataron de que uno de los hombres que habían grabado era el huido del 11-M.

Al ser preguntado por la información publicada, Rubalcaba recurrió a la "escolástica" y dijo negar la mayor, es decir, que la Policía no detectó al huido. "Según los datos que me facilita la Policía, hay una operación en 2008 contra el radicalismo islamista en el marco de la cual un testigo asegura que en la casa de Cataluña se dio refugio a uno de los fugados del 11-M, y efectivamente a partir de esa declaración se pudo saber que sí, que estuvo allí algo que evidentemente no se sabía ni en el 2004, ni en el 2005, ni en el 2006, ni en el 2007", afirmó Rubalcaba.