Martitegi, en la lista de los más buscados

MADRID, 18 (EUROPA PRESS)

Huido desde hace más de un año e incluido en la lista de terrorista más buscados, fue uno de los colaboradores más próximos al ex jefe 'militar' Garikoitz Aspiazu, alias 'Txeroki', detenido el 17 de noviembre de 2008. Tras el arresto de éste y de su sucesor, Aitzol Iriondo Yarza, tres semanas después, se apuntó su nombre como el de uno de los posibles relevos al frente de los comandos, junto al del experto en explosivos Eneko Gogeaskoetxea.

Jurdan Martitegi, 'Arlas', nació el 10 de mayo de 1980 en Durango y, como la mayoría de los etarras de su generación, inició su historial delictivo en la 'kale borroka'. Su identidad y fotografía fueron difundidas ampliamente durante la persecución policial al 'complejo Vizcaya', que puso en jaque a las Fuerzas de Seguridad desde el final de la tregua.

Martitegi fue el responsable de poner en marcha desde febrero de 2007 ese 'complejo Vizcaya' junto a Arkaitz Goikoetxea, detenido en la operación de la Guardia Civil de julio de 2007. Martitegi huyó a Francia, pero dejó en marcha uno o más comandos activos en el País Vasco. Antes había participado directamente en varios atentados, entre ellos el cometido contra la casa cuartel de Calahorra (Logroño) el 21 de marzo de 2008 y el que causó la muerte al guardia civil Juan Manuel Piñuel en Legutiano el 14 de mayo de ese año.

La desarticulación de parte del 'complejo Vizcaya' permitió conocer los planes que había fraguado para atentar contra el magistrado de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska o para secuestrar y asesinar al concejal del PSE en Eibar Benjamín Atutxa. Igualmente, Martitegi intentó montar una infraestructura de ETA en Portugal.

Había sido detenido por la Ertzaintza con anterioridad en dos ocasiones. Fue detenido por primera vez el 5 de febrero de 2001 en Durango por agentes de la Ertzaintza, acusado de participar en varios actos de 'kale borroka'. Hasta entonces, había participado en desórdenes públicos en 1997, había protagonizado un acto de terrorismo urbano contra el cuartel de la Benemérita en Galdakao en la Nochevieja de 1999 y había cometido ataques de 'kale borroka' contra los juzgados de Durango y una sucursal bancaria en Legazpia (Guipúzcoa) en 2000. Por ello, pasó por las cárceles de Soto del Real, Alcalá Meco y Daroca.