Martitegi y los otros dos detenidos serán trasladados a París el miércoles

  • Montpellier/París, 21 abr (EFE).- El considerado jefe militar de ETA, Jurdan Martitegi, y los otros dos presuntos miembros de la organización terrorista detenidos el sábado en el sureste de Francia serán trasladados durante la madrugada del miércoles a París.

Montpellier/París, 21 abr (EFE).- El considerado jefe militar de ETA, Jurdan Martitegi, y los otros dos presuntos miembros de la organización terrorista detenidos el sábado en el sureste de Francia serán trasladados durante la madrugada del miércoles a París.

La juez antiterrorista Laurence Le Vert, ante quien comparecerán una vez estén en la capital francesa, pretende interrogarles en París nada más llegar desde la comisaría de Montpellier (sur) "por razones de seguridad", dijo un portavoz policial.

Martitegi, Alexander Uriarte y Gorka Azpitarte han sido interrogados en las dependencias policiales desde el pasado sábado, cuando fueron detenidos en la localidad de Montauriol, cerca de Perpiñán.

Durante toda la jornada, portavoces policiales y fuentes oficiales en la capital francesa habían asegurado que el traslado se produciría hoy mismo y, ante la confusión sobre cuándo se haría el desplazamiento, el portavoz de la comisaría de Montpellier únicamente respondió que "todo depende de París".

Habitualmente, los detenidos cuando son trasladados a la capital francesa son enviados a las dependencias de la Subdirección Antiterrorista (SDAT), situadas a las afueras de París, antes de ser conducidos ante la Justicia.

En la capital francesa pasarán directamente a disposición del Tribunal de París, donde serán interrogados por la juez Le Vert, y posteriormente un magistrado "de las libertades y de la detención" decidirá sobre su ingreso en prisión mientras se instruye el sumario.

De la información requisada a los detenidos, se desprende que ETA planeaba atentar en las fechas en torno a la investidura del socialista Patxi López como nuevo lehendakari, según declaró ayer en Londres el ministro español de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba.

Pérez Rubalcaba aseguró que "había un documento del cual se deduce que la pretensión que tenía (Martitegi) era entregar un vehículo, en este caso una furgoneta probablemente con explosivos a este comando a finales del presente mes".

"Todo apunta a que Martitegi quería hacer entrega de la furgoneta cargada de explosivos a este comando, que la podía haber utilizado en los días cercanos al debate de investidura, para hacerse presente, que ese es su gran objetivo", precisó el ministro.

Las fuentes oficiales francesas guardan silencio por el momento respecto a la investigación abierta en relación con las detenciones, y los cargos contra los presuntos miembros de ETA se conocerán una vez hayan declarado ante la juez Le Vert.

Jurdan Martitegi fue capturado cuando pasaba con su coche junto a una pequeña iglesia ubicada al lado de un cementerio escondido en un camino forestal de Montauriol, donde le esperaban agentes de la Policía Nacional y la Gendarmería francesa para tenderle una emboscada.

La ley antiterrorista francesa permite mantener arrestadas a personas sospechosas de terrorismo durante un máximo de 96 horas, antes de pasar a disposición judicial.

Martitegi, nacido en Durango en 1980, figuraba desde diciembre del pasado año en la conocida como "lista terrorista europea".

Con Martitegi, son tres los presuntos "números uno" de ETA detenidos en territorio francés en menos de seis meses tras los arrestos de Mikel Garikoitz Azpiazu "Txeroki", el 17 de noviembre de 2008 en Cauterets, y de Aitzol Iriondo, tres semanas después en Tarbes, ambas localidades pirenaicas.

Martitegi, que cuenta con un largo historial en "kale borroka", huyó tras la desarticulación en julio del pasado año del Comando Vizcaya, en el que ejercía de número dos de la organización.

El etarra tenía pendiente una orden de búsqueda y captura dictada por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, tras la citada huida.

Con su detención, ya son once los dirigentes de ETA arrestados en Francia desde el atentado de la Terminal 4 de Barajas, en diciembre de 2006.

La última detención de un dirigente etarra, antes de la caída de Jurdan Martitegi, fue la de Ekaitz Sirvent Auzmendi, responsable del aparato de falsificación de ETA, en una estación de tren de París el 10 de abril.