Más de 20 georgianos detenidos en Vitoria por delitos de inmigración clandestina y falsificación de documentos

VITORIA, 17 (EUROPA PRESS) El Cuerpo Nacional de Policía detuvo hoy en Vitoria, en una operación desarrollada durante los últimos días, a 21 ciudadanos georgianos imputados en delitos de inmigración clandestina de personas, falsificación documental y delitos contra los derechos de los trabajadores en estancia irregular. Según informó la Delegación del Gobierno en el País Vasco en un comunicado, funcionarios del grupo especializado del Cuerpo Nacional de Policía de la Jefatura Superior de Extranjeros intervinieron a los imputados un total de 10 pasaportes falsos, abundante documentación y billetes falsos de 50 euros, utilizados presuntamente para residir y trabajar de forma fraudulenta en el territorio español. Las investigaciones se iniciaron hace varios meses tras algunas averiguaciones de la Policía de países de la Unión Europea sobre ciudadanos a los que se les había sustraído sus pasaportes, siendo posteriormente manipulados y utilizados por ciudadanos de países terceros, no integrantes de la Unión Europea. Tras estas investigaciones, se hallaron indicios racionales para considerar la existencia de delitos de inmigración clandestina de personas a España, falsificación documental y delitos contra los derechos de los trabajadores. Como consecuencia de la investigación, la Policía descubrió la intervención de varias personas relacionadas entre sí en el ámbito geográfico del territorio alavés, en conexión, a su vez, con otras personas residentes en Barcelona y su zona de influencia. POSIBLE RED DE FALSIFICACIÓN DE DOCUMENTOS La operación se remonta al 1 de agosto de 2007, cuando el Grupo de Falsificaciones de Barcelona contactó con el grupo especializado de Extranjeros de la Jefatura Superior de Policía de Vitoria, y le informó de que estaba llevando a cabo investigaciones conjuntas con la Policía Lituana, referentes a ciudadanos extra-comunitarios que estaban usando documentos sustraídos en aquel país, haciéndose pasar, de esta forma, por lituanos y realizando trámites con dicha documentación sustraída. El día 13 de agosto de 2007 se localizó y puso a disposición judicial en Vitoria a tres ciudadanos georgianos, por falsedad documental y estancia irregular. Todos ellos portaban en el momento de su detención y hacían uso de sendos pasaportes de Lituania, a los que les habían sustituido las fotografías de sus verdaderos titulares por las de las personas que los llevaban, y que figuraban en la base de datos de Interpol correspondientes a documentos sustraídos en su país de origen. Asimismo, el día 19 de septiembre de 2007, también en Vitoria, funcionarios policiales procedieron a la detención de 14 ciudadanos extranjeros, todos ellos de nacionalidad georgiana, siendo intervenidos a dos de ellos sendos pasaportes de Lituania falsificados, que igualmente figuraban en la ya mencionada base de datos de Interpol. Todo ello hace sospechar a los investigadores que se puede tratar de una red de falsificación de este tipo de documentos. Uno de los detenidos fue quien levantó sospechas y puso sobre la pista a los investigadores, por lo que fue objeto de seguimiento desde ese momento, siendo además socio o fundador, en algunos casos, de las empresas en las que trabajaban los ahora detenidos.