Pasan a disposición judicial los cinco detenidos ayer en Bilbao que aún permanecían en dependencias policiales

BILBAO, 15 (EUROPA PRESS) Los cinco detenidos ayer, en los incidentes en la frustrada manifestación de la izquierda abertzale en Bilbao, que aún permanecían en dependencias policiales pasaron esta mañana a disposición judicial. Según informó la Ertzaintza a Europa Press, los otros dos detenidos habían quedado previamente en libertad, con orden de presentarse ante el juez cuando fueran requeridos. Un total de siete personas fueron detenidas ayer por participar en los incidentes registrados después de que la Ertzaintza impidiera la manifestación que la izquierda abertzale tenía previsto celebrar a las cinco y media de la tarde, desde la plaza Aita Donostia de Bilbao, bajo el lema 'Demokrazia Orain' (Democracia Ahora). Los manifestantes intentaron hacer un recorrido alternativo desde calles adyacentes, lo que fue obstaculizado por los agentes, desatándose incidentes con quema y cruce de contenedores, corte de calles, agresiones a periodistas con rotura de cámaras de televisión y cargas policiales. A pesar de la prohibición por parte de la Audiencia Nacional, la izquierda abertzale decidió mantener la convocatoria de la marcha y unos 2.000 simpatizantes, entre ellos el ex portavoz de Batasuna, Arnaldo Otegi, y la secretaria general de LAB, Ainhoa Etxaide, se concentraron en la zona del pabellón de deportes de La Casilla, donde se repartieron papeletas electorales de D3M que mostraron en alto, mientras coreaban consignas en favor de esta plataforma, de los presos de ETA, de la independencia, y en contra del PNV, tras lo que entonaron el 'Eusko Gudariak'. Al ver que no podían tomar el itinerario previsto, intentaron marchar por otras calles, como Doctor Areilza o Benito Pérez Galdós, lo que fue impedido por la Policía autónoma, dispersando la cabecera de la manifestación. Esto provocó que varios de los manifestantes cruzaran y quemaran contenedores, cortando calles, por lo que la Ertzaintza realizó varias cargas para dispersarlos en varios puntos y detuvo a las siete personas citadas por participar en los incidentes.