Piden hasta 15 años de cárcel para los acusados de matar un joven en la zona de ocio de Reus

REUS (TARRAGONA), 7 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía pide penas de entre 3 y 15 años de cárcel para los seis detenidos por su presunta participación en la muerte de un joven de Vallmoll (Tarragona) en la zona de ocio de Reus (Tarragona) la madrugada del 18 de mayo pasado.

El fiscal pide 15 años de cárcel por homicidio para el presunto autor material del crimen, Juan Manuel M., quien supuestamente asestó dos puñaladas a la víctima, una de las cuales seccionó la arteria aorta y otra en el pulmón. La primera le causó la muerte y la segunda contribuyó provocándole una parada respiratoria.

Por otro lado, pide 13 y 12 años de prisión para los cooperadores necesarios: Juan Carlos B., quién inició la pelea, y Pedro L. F., que también participó en ella, pero después se entregó a la policía. También solicita una condena de tres años de cárcel por encubrimiento para cada una de las tres chicas que ayudaron a los detenidos escondiendo la navaja que se usó en el crimen.

Los hechos sucedieron sobre las 4.00 horas de la madrugada del 18 de mayo de 2008 en la zona de ocio del Paseo Mata de Reus, cuando la víctima y su primo se cruzaron con los acusados en el paseo y, "sin motivo aparente", Juan Carlos B. empezó a golpear al fallecido. El fiscal sostiene que los otros dos acusados también se unieron a la agresión.

Tras varios empujones, puñetazos y patadas, Juan Manuel M. sacó una navaja de 19 centímetros de filo y se la clavó "con ánimo de acabar con la vida de la víctima". Estas heridas provocaron, al poco rato, la muerte.

Las chicas se acercaron para separar a los jóvenes y llevarse los tres acusados del lugar, momento que fue aprovechado por Juan Manuel M. para dar la navaja a una de ellas. Las tres decidieron deshacerse del arma tirándola al mar en Salou (Tarragona) al día siguiente, aunque fue recuperada por la policía.

La misma mañana de los hechos, uno de los participantes, Pedro L. F., decidió ir a una comisaría y explicar lo sucedido. El fiscal considera que no dio una versión plenamente real de los hechos, aunque reconoce que su declaración llevó a la detención de todos los implicados en el crimen.

Tras tomarles declaración, el juez decretó el 22 de mayo el ingreso en prisión provisional sin fianza para el presunto autor del crimen y el que inició la pelea, así como para dos de las chicas. Durante el interrogatorio, el principal acusado afirmó no que recordaba nada porque estaba bajo la influencia de las drogas y el alcohol.