Policías argentinos llevaban un registro de los pagos ilegales que recibían

  • Buenos Aires, 10 mar (EFE).- Tres policías de una comisaría de la periferia de Buenos Aires fueron detenidos después de que la Justicia comprobase que llevaban un registro de los pagos ilegales que recibían, informaron hoy fuentes de la fuerza de seguridad.

Policías argentinos llevaban un registro de los pagos ilegales que recibían

Policías argentinos llevaban un registro de los pagos ilegales que recibían

Buenos Aires, 10 mar (EFE).- Tres policías de una comisaría de la periferia de Buenos Aires fueron detenidos después de que la Justicia comprobase que llevaban un registro de los pagos ilegales que recibían, informaron hoy fuentes de la fuerza de seguridad.

Los agentes fueron separados de la policía de la provincia de Buenos Aires, la mayor fuerza de seguridad del país, bajo la acusación de haber exigido dinero a tres ciudadanos peruanos para no involucrarlos en una causa por drogas con pruebas falsas.

En un allanamiento judicial en la comisaría de la localidad de El Jagüel, a 25 kilómetros de la capital argentina, fue decomisada una bolsa con drogas que no había sido declarada y un ordenador en el que los investigadores creen que figuran los datos de todas las personas que pagaron sobornos en casos similares.

El Ministerio de Seguridad bonaerense confirmó que dos de los detenidos son el oficial Cristian San Martín y el teniente primero Ignacio Velázquez.

El tercer acusado, el teniente primero Andrés Fuentes Prieto, que estaba prófugo, fue apresado después a las afueras de la capital argentina, según fuentes policiales.

El sábado pasado, personal de la comisaría de El Jagüel detuvo a dos hombres y una mujer, todos de nacionalidad peruana, por tenencia de marihuana, pero los apresados aseguraron que la droga no era suya.

Según denunciaron los peruanos ante la fiscal María Delia Recalde, un oficial les dijo que si no le entregaban dinero iba a "armarles" una causa por narcotráfico y tenencia de dinero falso.

En la provincia de Buenos Aires se registra uno de los mayores índices de delincuencia de Argentina y su fuerza de seguridad es criticada por los abusos y casos de corrupción en que están implicados sus agentes.

Con unos 50.000 miembros, la bonaerense es la mayor fuerza de seguridad del país y, en la última década, el número de policías expulsados del cuerpo en las purgas dadas a conocer por las autoridades supera los 6.400.

Por otra parte, un fiscal solicitó la detención de tres miembros de la Policía Federal acusados de realizar falsos operativos para secuestrar a personas con antecedentes penales y exigir dinero a cambio de su liberación, informaron fuentes judiciales.

En la investigación también aparecen involucrados miembros de la "barra brava" (hinchas violentos) del club bonaerense de fútbol Vélez Sarsfield.