Roldós afirma que Emalsa no ha comunicado la desaparición del exceso de boro del agua de la capital grancanaria

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 7 (EUROPA PRESS)

La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Mercedes Roldós, afirmó hoy que la empresa de gestión de agua en Las Palmas de Gran Canaria, Emalsa, ni el Ayuntamiento capitalino han comunicado al Ejecutivo regional la desaparición del exceso de boro en el agua de consumo humano en la ciudad.

Tras la presentación de la conmemoración de las 10.000 horas de vuelo del helicóptero medicalizado en la provincia de Las Palmas, Roldós destacó que "ha habido un intento todo este tiempo de vincular a la Consejería de Sanidad en algo que no tiene ni competencia ni responsabilidad".

"Tanto cuando no introducían los valores paramétricos en el Sistema de Información Nacional de Agua de Consumo (Sinac) en cuanto los tenían alto o en cuanto los tengan bajos la competencia es del Ayuntamiento y de Emalsa", aseveró, al tiempo que negó tener conocimiento alguno al respecto.

En este sentido, resaltó que "esto está absolutamente protocolizado y es normativa básica del Estado". "El desconocimiento de la ley no exime de su cumplimiento, por lo tanto que cada uno haga sus deberes", apuntó la consejera.

Roldós recordó que la normativa española del Real Decreto 140/2003, transposición de la directiva europea del año 1998 que regula las condiciones de agua de consumo humano, establece que "la Consejería de Sanidad no tiene nada que ver y que el autocontrol es responsabilidad del Ayuntamiento y de la empresa gestora, que están obligados a introducir todos los datos que recoge ese decreto del año 2003 en el Sinac, un sistema europeo que controla el Ministerio de Sanidad.

De este modo, reiteró que "en el momento en que cualquier valor paramétrico esté por encima de lo establecido en el decreto de 2003, la empresa gestora está obligada a poner en marcha el protocolo siete, que establece que es la empresa y el Ayuntamiento, los que deben comunicar a la población y a las autoridades sanitarias la restricción del consumo de agua y es la empresa gestora y el ayuntamiento quienes, cuando los valores paramétricos vuelvan a los límites establecidos en el decreto, es la empresa gestora la que tiene que comunicar a la población, al Ayuntamiento y a la Consejería de Sanidad que se puede reanudar el consumo de agua", hecho que no ha acontecido.