Sancionado un guardia civil de Alicante por no identificarse cuando estaba fuera de servicio y auxilió en un accidente

ALICANTE, 29 (EUROPA PRESS)

La Unión de Guardias Civiles aseguró hoy que un agente de Alicante fue sancionado por no identificarse cuando estaba fuera de servicio y auxilió en un accidente de tráfico, según informaron hoy en un comunicado fuentes de la asociación, quienes resaltaron que "expedientes de este tipo únicamente consiguen desmoralizar a los agentes, que no se sienten en modo alguno merecedores de ellos".

Los hechos, según la UGC, ocurrieron sobre las 12.00 horas del pasado 17 de abril, el agente sancionado, P.P.N., estaba fuera de servicio cuando vio un vehículo accidentado a la altura de la avenida de La Región Murciana del término municipal de Murcia.

Según la asociación, "conforme al deber de auxilio previsto en el artículo 51 del actual Reglamento de Circulación de vehículos a motor, el agente presta auxilio para atender a una persona que se encontraba herida, y prestar su colaboración para evitar mayores peligros, indicando su condición de agente de tráfico".

Tras permanecer en el lugar hasta la llegada de la Policía Local de Murcia, indicaron las mismas fuentes, facilitó a los agentes "sus datos personales por si fueran necesarios para el esclarecimiento de los hechos, cumpliendo con ello todos los requisitos legales exigibles a un agente que interviene en un accidente fuera de servicio".

Días más tarde P.P.N, según la versión de UGC, fue informado por sus superiores de "una queja procedente de una de las personas presentes en el accidente por la supuesta negativa a identificarse como agente". Posteriormente, se le comunica "la apertura de un expediente disciplinario por la inexactitud en el cumplimiento de sus deberes u obligaciones".

UGC aseguró que "conforme a la normativa vigente los agentes sólo vienen obligados al uso de la identificación en acto de servicio", al tiempo que subrayó que "aún se desconoce como obtuvo los datos de P.P.N la persona que interpuso la reclamación, dado que el primero únicamente los facilitó a los agentes de Policía Local, destacando la protección jurídica que tienen los datos de carácter personal conforme a la legislación vigente".

Para las asociación, "una vez más se emplea la legítima capacidad disciplinaria de la Administración con el fin de castigar a agentes no gratos para los responsables de la institución".

El agente P.P.N permanece de baja médica desde el mes de noviembre de 2008 y recientemente "tuvo que someterse a una revisión por parte de la Jefatura de Tráfico de Alicante, en la que resultó apto, para la posible suspensión cautelar del permiso de conducción". Esto, según UGV, constituye una "medida de presión que viene utilizándose para intentar reducir el absentismo laboral y que se ha utilizado en más ocasiones en la provincia de Alicante".

IBI

Por otro lado, la UGC también consideró "destacable" el caso de los dos agentes a los que se les ha abierto expediente tras intervenir a petición de la Policía Local de Ibi (Alicante) en un reciente altercado protagonizado por unas 400 personas en el ayuntamiento de la localidad.

Los agentes, según la asociación, "se vieron obligados a intervenir ante una situación atípica, en la que se pretendía irrumpir en el desarrollo de una sesión plenaria". Tras "evitar con su intervención, en colaboración con el Cuerpo de Policía Local, que los hechos trascendieran de lo que fue una mera protesta ciudadana, los agentes dieron novedades de la actuación a los respectivos responsables de la institución".

Poco después, fueron informados de "la apertura de un expediente disciplinario por no haber incluido en las novedades el hecho de haber estado dentro del consistorio, concretamente "por la inexactitud en el cumplimiento de sus deberes u obligaciones". Desde el punto de vista de UGC, se trata de "un detalle nimio, teniendo en cuenta las circunstancias de la intervención, y que únicamente parece ser una excusa para sancionar a los agentes".