Seis personas exigen sobre una grúa en Chile condonación de deuda hipotecaria

  • Santiago de Chile, 23 abr (EFE).- Seis personas permanecen encaramadas a 25 metros de altitud en una grúa, en el centro de Santiago, a la que se subieron para exigir la condonación de sus deudas contraídas con los bancos en la compra de viviendas que, según alegan, no pueden pagar.

Seis personas exigen sobre una grúa en Chile condonación de deuda hipotecaria

Seis personas exigen sobre una grúa en Chile condonación de deuda hipotecaria

Santiago de Chile, 23 abr (EFE).- Seis personas permanecen encaramadas a 25 metros de altitud en una grúa, en el centro de Santiago, a la que se subieron para exigir la condonación de sus deudas contraídas con los bancos en la compra de viviendas que, según alegan, no pueden pagar.

"Estamos exigiendo la condonación automática a muchas familias del país", dijo a los periodistas Roxana Miranda, portavoz de los manifestantes, quien agregó que la protesta es "la desesperación de miles de familias" ante el incumplimiento de las promesas del Gobierno.

La protesta se inició a las 22.00 hora local de ayer (02.00 GMT de hoy), cuando miembros del colectivo "Andha Chile a Luchar" se manifestaron frente al Ministerio de Vivienda y Urbanismo, ubicado en la Alameda, principal arteria de la capital.

La Policía detuvo a 42 personas, que ya están en libertad, pero entre el tumulto, cinco mujeres lograron huir hasta una calle cercana, donde se subieron a una grúa pluma de unos 25 metros de altura, utilizada para la remodelación del edificio del Instituto Nacional, un emblemático liceo del país.

Cerca de las 02.00 hora local (06.00 GMT), un hombre subió a la grúa para aprovisionar de comida a las manifestantes y decidió quedarse con las mujeres, una de las cuales sufrió una crisis nerviosa y amenazó con lanzarse al vacío, aunque sus compañeras la disuadieron.

En el lugar se encuentran bomberos y agentes del grupo de Operaciones Especiales de Carabineros (GOPE), quienes esperan convencer a los manifestantes para que bajen por decisión propia, ya que obligarles a hacerlo puede resultar peligroso.

En tanto, en la azotea del Instituto Nacional, que está a sólo dos metros de la plataforma de la grúa, representantes de Carabineros (Policía militarizada) y de la Intendencia de Santiago dialogan con los deudores para animarles a terminar su protesta.

"Hace más de tres años, la presidenta (Michelle Bachelet) se comprometió con nosotros y no ha cumplido su palabra. Es la tozudez del Gobierno, que no quiere entender que hay familias que sí necesitan ayuda", dijo Miranda.

El Ejecutivo propone facilitar la condonación de 50 por ciento de las deudas y renegociar el saldo en un mayor plazo para que la cuota del dividendo (hipoteca) sea más baja, pero los deudores piden que la condonación sea total.

Estas personas, que proceden de estratos socioeconómicos bajos, adquirieron viviendas subsidiadas por el Estado con un crédito hipotecario en la banca, que ahora no pueden pagar.

Posteriormente, el Gobierno modificó esta política y ahora entrega viviendas subsidiadas, en muchos casos sin deuda, y se comprometió a dar una solución a estos deudores, que periódicamente reiteran sus demandas y han protestado varias veces frente a la casa de Bachelet y han irrumpido en actos oficiales de la mandataria.

"Nosotras siempre hemos dicho esta lucha es a morir y si es necesario hacer cosas más extremas, las vamos a hacer", manifestó Miranda, quien aseguró que están dispuestos "a llegar a las últimas consecuencias".

"Hoy día le damos (a la presidenta) la oportunidad de que venga y hable con esta gente que está desesperada, porque si ella no les da solución, a esta gente le van a rematar sus casas", recalcó por su parte Juana Silva, otra dirigente de Andha, que agrupa a 80.000 familias.