Sucesos.- Detenidas en Plasencia (Cáceres) dos mujeres presuntas integrantes de una banda dedicada al robo de carteras

Ambas son "auténticas profesionales del robo" y procuraban que sus motines no superaran los 400 euros para evadir la cárcel PLASENCIA (CÁCERES), 16 (EUROPA PRESS) Agentes del Cuerpo Local de Policía de Plasencia detuvieron el pasado jueves, día 12, en dicha localidad cacereña a dos mujeres por su presunta pertenencia a una banda que se dedica a perpetrar robos de carteras y pequeños hurtos en comercios de dicha población cacereña. Una de las detenidas, de 59 años de edad y oriunda del municipio salmantino de Castillejo de Martín Viejo, cuenta con un "amplio" historial delictivo y tenía una orden de búsqueda y captura emitida por un juzgado de Salamanca. La otra sospechosa, a la que no le constan detenciones anteriores, tiene 35 años y es natural de Toledo. Según concretó hoy el Ayuntamiento de Plasencia en nota de prensa, ambas son "auténticas profesionales del robo", por lo que procuraban que sus motines no superasen los 400 euros, con la intención de que sus actos no fuesen catalogados como delitos sino como faltas, y así evadir la prisión. La "mayoría" de los robos de carteras que supuestamente cometieron ambas mujeres fueron perpetrados contra "personas mayores y desvalidas" y, habitualmente, en mercadillos, zonas y centros comerciales, así como en supermercados de Plasencia, de donde también supuestamente sustraían "numerosos artículos". La detención es consecuencia de las investigaciones que sobre la banda a la que presuntamente pertenecen las sospechosas llevaba a cabo "hace mucho tiempo" la Policía Local de dicha localidad cacereña. La captura de las dos mujeres se produjo en un bazar del municipio, en cuyo interior ambas se habían ocultado para evadir a los agentes que peinaban la zona, después de recibir una llamada alertando de la presencia de las sospechosas. En el momento de su detención, se hallaban en posesión de unos tratamientos capilares y antiarrugas, dos paquetes de pasteles de yema y uno de bombones, así como de unos pantalones vaqueros, unas mallas, dos vestidos y dos cinturones de señora, concluyó el consistorio placentino.