Una edil del PP en Getxo relata en la Audiencia Nacional el miedo que siente cuando ve al hermano de un jefe de ETA

Una edil del PP en Getxo relata en la Audiencia Nacional el miedo que siente cuando ve al hermano de un jefe de ETA

Una edil del PP en Getxo relata en la Audiencia Nacional el miedo que siente cuando ve al hermano de un jefe de ETA

MADRID, 14 (EUROPA PRESS)

La edil del Partido Popular (PP) en la localidad vizcaína de Getxo Marisa Arrúe relató hoy en la Audiencia Nacional el "miedo tremendo" que asegura sentir cada vez que ve a Zigor Goikoetxea, hermano del último jefe del 'comando Vizcaya' de ETA, y para el que la Fiscalía y las acusaciones particulares pidieron penas de seis años de cárcel por amenazar a la concejal durante una feria agrícola que se celebró en el municipio el 10 de agosto de 2008.

"Este personaje yo no sé si la ha tomado conmigo pero me ha amenazado varias veces y cada que le veo paso miedo", señaló Arrúe durante el juicio, en el que aseguró "sin ninguna duda" que el acusado --hermano del etarra Arkaitz Goikoetxea, detenido en julio de 2007-- se dirigió en tono amenazante a los concejales del PP que visitaban la muestra cuando se encontraban en un bar y, señalándole con el dedo, le espetó en dos ocasiones: "En menos de cinco años te vamos a matar".

El acusado, por su parte, aseguró a preguntas de su abogado que no participó en ningún tipo de "altercado" ni "incidente" y que ni siquiera vio a Arrúe el día de los hechos. Según su relato, estuvo en el establecimiento para pedir unos 'potes' de sidra y lo único que vio es que había un grupo de gente que estaba coreando cánticos dirigidos a la concejal.

Además, se negó a contestar a las preguntas del fiscal Pedro Martínez y de los abogados de las acusaciones particulares, ejercidas por la concejal y el PP, alegando que todos ellos han organizado "un chantaje mediático" contra su persona. En su última palabra, se declaró "inocente" y aseguró que "nunca" ha amenazado "en ningún momento a ningún concejal, como dice el atestado que hizo la Policía Municipal".

Tanto el representante del Ministerio Público como los de las acusaciones elevaron a definitiva su petición de seis años de cárcel para Goikoetxea por un delito de amenazas terroristas en su modalidad de atentado.

MIEDO DE LOS EDILES DEL PP

Durante el juicio, que quedó visto para sentencia, la concejal contó al tribunal que un grupo de unas diez personas en la que Goikoetxea "dirigía el cotarro" acorraló al grupo de concejales con gritos de "fascistas", "españoles", "invasores" y "torturadores", al tiempo que le coreaban en tono de "burla" cánticos como 'Ari, ari, ari, Marisa lehendekari".

En ese momento, según relató, se produjeron las amenazas, que le hicieron "temer" por su vida. "Yo qué sé si podía sacarte una pistola y darte un tiro o tirarte una botella a la cabeza. Si no hubiera sido por los escoltas, a lo mejor no estábamos aquí", dijo.

Además, recordó que Goikoetxea fue condenado en 2002 por dirigirle injurias y amenazas durante un Pleno del Ayuntamiento de Getxo, y se mostró convencida de que estos ataques se producen por su condición de edil. "Si no fuera concejal del PP, no pasaría por estos trances", aseguró.

Su testimonio fue avalado por otros tres miembros de su grupo municipal y un escolta que acompañaban a Arrúe el día de los hechos y que también aseguraron haber sentido "miedo". "Me acojoné, siento la expresión, pero lo pasé fatal", indicó gráficamente el concejal Álvaro Rodríguez.

Durante la vista también testificaron dos policías nacionales, dos locales y un testigo de la defensa que corroboraron que los incidentes se produjeron pero aseguraron no haber escuchado la amenaza que se imputa al acusado.

OTRAS CONDENAS

Goikoetxea también fue condenado en 1999 a seis meses de prisión por actos de 'kale borroka' y se encuentra imputado por violencia callejera en un sumario que investiga el juez Baltasar Garzón, que dictó en su contra prisión eludible bajo fianza de 6.000 euros.

La vista, que estaba previsto que se celebrase el pasado mes de enero, tuvo que aplazarse tras alegar el abogado de Goikoetxea un error formal durante la instrucción del procedimiento. El magistrado que investigó la causa, Ismael Moreno, dictó la apertura de procedimiento abreviado pese a que, en este tipo de procedimientos, no se pueden juzgar delitos que superen los nueve años de cárcel como es el caso de las amenazas terroristas.