Velázquez se niega a archivar un expediente de un guardia civil y ordena al instructor que investigue hasta sancionar

MADRID, 16 (EUROPA PRESS)

El Director General de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, ha anulado el primero de los expedientes abiertos contra seis guardias civiles por manifestarse junto a los sindicatos policiales el pasado 18 de octubre y que no proponía sanción alguna para el agente, José Antonio Agudo, según informó la AUGC.

El instructor encargado de la investigación a Agudo por su participación en la marcha propuso el archivo del expediente, si bien es al director general a quien corresponde tomar la última decisión de sancionar o no al agente.

Según denunció hoy la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC) en un comunicado, Velázquez ha optado por anular esta propuesta de resolución e instar a la instructora a practicar nuevas diligencias porque, a su juicio, hubo "una falta muy grave disciplinaria" en el comportamiento de Agudo. Para el sindicato, la decisión del 'número tres' del Ministerio del Interior es "de suma gravedad" y "vuelve a atentar contra los derechos constitucionales y civiles esenciales" de los miembros del Instituto Armado.

"No se puede utilizar el régimen disciplinario de la Guardia Civil para intentar cercenar derechos fundamentales de la Constitución Española", destacaron para apuntar que Agudo participó en una manifestación "legal" y "pacífica" y tachar la respuesta de Velázquez de "irresponsable" y advertir de que genera "una inseguridad jurídica" en los guardias civiles.

INTERIOR, EMPEÑADO EN UNA "POLÍTICA DE REPRESIÓN"

En este punto, la asociación recordó su competencia para convocar actos y realizar peticiones y avisó de que "no permitirá" que "nadie hurte" los derechos de manifestación y de expresión a los guardias civiles como, añadió, reconoce la Constitución y la Ley de Derechos y Deberes de la Guardia Civil.

Finalmente, la asociación mayoritaria de guardias civiles expuso su intención de "crear un escenario de dialogo y consenso" para conseguir mejoras laborales para los agentes y acusó a la Administración de no atender estas demandas "debidamente" y "empeñarse" en "una política de represión y retroceso de derechos"

"El señor Velázquez esta abriendo de nuevo un grave conflicto interno en la institución que dirige. Y lo hace de forma innecesaria, irresponsable e inoportuna", reprobó, para adelantar que AUGC participará como en ocasiones anteriores en la próxima manifestación del 1 de mayo con motivo del Día del Trabajador así como en las manifestaciones y "actos legales y pacíficos" en los que considere "adecuada" su presencia".

SEIS EXPEDIENTES.

Agudo fue expedientado por significarse especialmente durante la manifestación convocada por los sindicatos de la Policía en demanda de mejoras salariales para los miembros de ambos Cuerpos. En su caso, portaba la pancarta junto a líderes sindicales de la Policía y a otros cuatro expedientados, el secretario general de su asociación, Alberto Moya, el responsable de Comunicación, Juan Antonio Delgado Ramos, el presidente Unión de Guardias Civiles (UGC), Miguel Angel Lezcano, y el responsable de esta asociación en Cataluña, Bartolomé Vargas.

Velázquez dictó una circular días antes de la manifestación en la que advertía de que los agentes que concurriesen a la misma podrían cometer dos faltas muy graves, una por participar en un acto de naturaleza sindical, y otra por desobedecer la orden de no acudir que se daba por medio de esa circular interna. De los alrededor de 40 agentes identificados, con más o menos dudas, por el Servicio de Información, se decidió abrir expediente a seis, aunque dos de ellos, los dirigentes de UGC expedientados, no hicieron declaraciones a los medios, ni se pusieron al frente de la marcha.