AMPL.- Ex presidente de Audiencia de Las Palmas niega negociaciones prohibidas a funcionarios y rechaza declarar

LAS PALMAS DE GRAN CANARIA, 24 (EUROPA PRESS) El ex presidente de la Audiencia Provincial de Las Palmas, José Antonio Martín Martín, compareció hoy en la Sala de lo Penal del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), donde rechazó las imputaciones por un presunto delito de negociaciones y actividades prohibidas a los funcionarios públicos y se negó a contestar a las preguntas de la Fiscalía --acogiéndose a un derecho fundamental--, al igual que el otro imputado en la causa, el empresario Wilebaldo Luis Yanes. "He dicho al principio que no aceptaba las imputaciones que me hacen y que no tengo ningún miedo a prestar declaración. Quisiera explicar muy brevemente --sobre los motivos por los que no quiso responder las preguntas del fiscal-- puesto que hay una diferencia entre el silencio por lo civil y el silencio por lo penal. En lo civil impera la regla de que el que calla otorga, mientras que en lo penal es un derecho fundamental y, por consiguiente, no está uno obligado a prestar declaración", matizó Martín. Por su parte, el abogado de la defensa, Nicolás González Cuéllar, que pidió la libre absolución de Martín --del mismo modo que el abogado de Luis Yanes--, indicó que la sala no estaba correctamente constituida, puesto que no estaba presidida por el juez superior más antiguo. Además, los letrados de la defensa consideraron que se habían producido algunas irregularidades durante los procesos de grabación de las líneas telefónicas de los acusados. Explicó que Martín fue sometido a una escuchas prospectivas y que el procedimiento estuvo sometido a "dilaciones indebidas". González Cuéllar expuso durante el inicio de la vista que el juez de Juzgado de Instrucción número 7 de Las Palmas de Gran Canaria tuvo que remitir la investigación al TSJC, puesto que consideró que este juzgado no era "competente" para continuar con las escuchas una vez que había aparecido el nombre de Martín. Ante estas afirmaciones, el Tribunal decidió realizar un parón de 30 minutos para estudiar si estos hechos debían propiciar la suspensión del proceso o si no constituían ningún inconveniente para la continuación del juicio. Una vez finalizada la recesión, el titular de la Sala indicó que no existía ninguna incompatibilidad para la paralización del mismo y que, por lo tanto, la audiencia continuará con normalidad. De esta manera, durante la jornada de mañana, que comenzará a las 09.00 horas en la Sala de lo Penal del TSJC de la capital grancanaria, se ha llamado a declarar --a petición de la defensa y en calidad de testigos-- al ex fiscal general del Estado, Eligio Hernández, y al letrado José Mateo Díaz. PREGUNTAS SIN RESPUESTA De esta manera, el fiscal Vicente Garrido realizó a los imputados diferentes cuestiones sobre las grabaciones realizadas durante los meses de mayo a julio de 2005, ante el silencio de los dos imputados, quienes se acogieron al derecho fundamental de no declarar. Así, Garrido puso las grabaciones de las conversaciones mantenidas entre Martín y Luis Yanes pese a que sus preguntas no encontraron respuesta. Por su parte, la Fiscalía consideró, a raíz de las conversaciones grabadas, que el 5 de mayo de 2005 Luis Yanes contactó telefónicamente con José Antonio Martín confirmándole una cena previamente pactada con Julio Bornia para esa misma noche en un restaurante de Las Palmas de Gran Canaria. El 30 de mayo de 2005, sobre las 13.20 horas, Julio Bornia contactó telefónicamente con Wilebaldo Luis Yanes intentado que éste se pusiera en contacto con el magistrado y concertase una cita para hablar con él. De este modo, según el auto de la Fiscalía, Wilebaldo Luis llamó inmediatamente a José Antonio Martín a quien insistió en el deseo de Julio Bornia de hablar con él, "consintiendo Martín en el referido encuentro en horas de la tarde para poder hablar con Julio y trasmitirle la tranquilidad que al parecer aquél precisaba". Tras concluir los "preparativos anteriores" la reunión tuvo lugar supuestamente sobre las 21.00 horas del mencionado día en el domicilio de Martín, donde acudieron Wilebaldo Luis Yánez y Julio Bornia, quien facilitó al magistrado determinada documentación para que procediese a su estudio y valoración, así como le insistió en lo "injusto" que le parecía la situación de prisión que padecía su hermano. Asimismo, durante el mes de junio de 2005 se sucedieron las conversaciones entre las tres personas mencionadas, y el 10 de junio tuvo lugar una conversación telefónica donde Julio Bornia Bordón le preguntaba a Wilebaldo Luis Yánez si se había producido algún avance en la gestión, informándole este último de que las gestiones se encuentran "estancadas ante la enfermedad de la suegra" de José Antonio Martín. Días después, en concreto el 14 de junio, Wilebaldo Luis informó telefónicamente a Julio Bornia que ya había entregado a Martín "la nueva documentación que la había facilitado", al tiempo que le trasmitió la "necesaria tranquilidad toda vez que el magistrado estaba haciendo todo lo que podía". "DILE QUE NO SE ENROLLE" Cuando se acercó el momento de la vista del recurso de apelación para tratar el tema de la puesta en libertad de Rafael Bornia Bordón, previsto para el día 28 de julio de 2005 en la Sección Primera de la Audiencia Provincial, el 27 de julio sobre las 19.00 horas José Antonio Martín Martín llamó a Wilebaldo Luis Yanes, para comunicarle que al día siguiente iba a ser la vista del recurso para tratar la libertad del acusado y le confirmó que la Sección encargada del recurso es la que él presidía. En la referida conversación José Antonio Martín Martín como magistrado presidente de la Sección dio supuestamente a Wilebaldo Luis Yanes "una serie de recomendaciones" para que se las trasmitiese a Julio Bornia Bordón y éste a su letrado en relación con la estrategia que debería seguir en la vista del recurso que se celebraría al siguiente día. En concreto, según la Fiscalía, le dijo: "dile que no se enrolle, que explique las cosas claritas y sencillas, confianza y seguridad. Que explique la procedencia del dinero, que lo explique clarito y sencillo. Que lo explique de palabra, pero de una forma sencilla sin rollos y que diga que está dispuesto a prestar una fianza, la cantidad que se le diga". "Bueno, pero dile eso, que no se enrolle y que lo explique sencillo. Porque si no predispone a la gente en contra, que se deje de rollos, vale.". Al finalizar la mencionada conversación telefónica Wilebaldo se puso en contacto con Julio Bornia Bordón a quien informó de lo asesorado por Martín, sostiene el escrito de acusación. Al día siguiente, en los momentos previos a la celebración de la vista, el magistrado comentó al fiscal encargado del recurso, Javier García Cabañas, la posibilidad de que la Fiscalía, modificando su criterio anterior, pidiese la libertad de Rafael Bornia.