Antonio del Castillo afirma que "sabía que no encontrarían" el cuerpo de Marta en el vertedero

  • Sevilla, 30 abr (EFE).- Antonio del Castillo, padre de la joven sevillana de 17 años desaparecida el pasado 24 de enero, ha declarado hoy que "sabía que no la encontrarían", tras conocer que los trabajos en el vertedero de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira se han paralizado hasta una nueva decisión del juez.

Sevilla, 30 abr (EFE).- Antonio del Castillo, padre de la joven sevillana de 17 años desaparecida el pasado 24 de enero, ha declarado hoy que "sabía que no la encontrarían", tras conocer que los trabajos en el vertedero de la localidad sevillana de Alcalá de Guadaira se han paralizado hasta una nueva decisión del juez.

El padre de la joven ha criticado en declaraciones a Efe que "no hay manera de hacer decir la verdad a estos individuos" en referencia al cambio de versiones del ex novio y asesino confeso de Marta, Miguel C.D., del hermano de este, Francisco Javier D.M, y de sus dos amigos, Samuel B.P. y un menor de edad, todos investigados por el juzgado de instrucción número 4 de Sevilla y por el que se encuentran en prisión incondicional.

Según han informado a Efe fuentes próximas a la investigación, la búsqueda en el vertedero, que comenzó el pasado 20 de marzo, "se ha parado materialmente" a primeras horas de esta tarde a la espera de una decisión judicial para reanudarla o suspenderla definitivamente cuando el juez reciba el informe de la policía judicial.

Sin embargo, Antonio del Castillo ha considerado que "seguir buscando es una pérdida de tiempo tanto en el río como en el vertedero".

La búsqueda del cuerpo de la joven de 17 años se inició hace más de un mes en el vertedero porque los acusados de su muerte y desaparición dijeron que la habían arrojado a un contenedor de basuras y que posteriormente podría haber sido llevada allí por los servicios de limpieza.

Antes de esta versión, el ex novio y asesino confeso de Marta Miguel C.D. había dicho que el cuerpo había sido arrojado al Guadalquivir, lo que obligó a su búsqueda en su cauce durante casi dos meses sin resultado positivo alguno.