Carrascosa debe decidir antes de mañana si acepta un acuerdo con su ex-marido

  • Valencia, 12 may (EFE).- El abogado de Peter Innes, ex marido de María José Carrascosa, encarcelada en Estados Unidos por un conflicto sobre la custodia de su hija, ha recordado que mañana "acaba el plazo" para que la valenciana presente una "propuesta de acuerdo que pueda solucionar la indeseable situación en que se encuentra" la niña, que lleva "cuatro años sin ver a su padre y dos a su madre".

Carrascosa debe decidir antes de mañana si acepta un acuerdo con su ex-marido

Carrascosa debe decidir antes de mañana si acepta un acuerdo con su ex-marido

Valencia, 12 may (EFE).- El abogado de Peter Innes, ex marido de María José Carrascosa, encarcelada en Estados Unidos por un conflicto sobre la custodia de su hija, ha recordado que mañana "acaba el plazo" para que la valenciana presente una "propuesta de acuerdo que pueda solucionar la indeseable situación en que se encuentra" la niña, que lleva "cuatro años sin ver a su padre y dos a su madre".

En un comunicado, el letrado Javier María Pérez-Roldán y Suanzes-Carpegna señala que aún no ha recibido de Carrascosa propuesta alguna al acuerdo extrajudicial aceptado ya por Innes, a pesar que mañana "acaba el plazo máximo que unilateralmente se impuso" la valenciana.

El acuerdo establece que María José Carrascosa sale de prisión y recibe la guardia y custodia de la niña, mientras que el estadounidense Peter Innes tiene derecho a visitarla en España.

El abogado ha recordado que la abogada valenciana se opuso al acuerdo que propició La Haya y que todas las demás partes aceptaron "por beneficiar primordialmente a la menor y a la propia María José Carrascosa".

En el comunicado, el letrado señala que "teme" que el silencio de María José Carrascosa esté motivado por la negativa de la valenciana a alcanzar un acuerdo, "y más cuando al parecer la hermana de María José (Victoria) y sus padres han viajado a Estados Unidos para hablar con ella".

Pérez-Roldán y Suanzes ha insistido en que si no se firma el acuerdo María José Carrascosa "permanecería en prisión y ello por cuanto está detenida por interferir parentalmente en las relaciones de la niña con su padre".

Según ha indicado, el 30 de junio de 2005 el equipo psicosocial del Juzgado nº 9 de Valencia "acreditó que la madre impedía el contacto de la menor con su padre, así como que manipulaba a la niña en contra del mismo".

"Del mismo modo, y para evitar todo contacto con el padre, solicitó en España una orden de alejamiento de Peter Innes y presentó varias denuncias contra éste por intento de asesinato, envenenamiento y multitud de delitos más", ha indicado el abogado, que ha agregado que los juzgados españoles "archivaron todas estas causas por no existir delito alguno".

También ha criticado que Carrascosa "lleva diciendo desde hace mucho tiempo que un Juzgado español le otorgó a ella la custodia y que, además, aunque quisiera, no podría llevar a su hija a Estados Unidos por tener retenidos los pasaportes un Juzgado español".

"Ambas cosas son falsas, pues ningún juzgado le ha otorgada a ella la custodia e, igualmente, si ella solicitara la devolución de los pasaportes el Juzgado se los tendría que entregar obligatoriamente", ha indicado.

Según el abogado, "todo esto lo saben las autoridades españolas y el Juzgado norteamericano que la va a juzgar" y señala que por ello la única posibilidad que tiene para salir en libertad "es aceptar un acuerdo" que permita a la hija común tener contacto con Peter Innes.

"De no hacerlo así seguiría interfiriendo parentalmente y desobedeciendo la única sentencia de divorcio existente (que es la americana, pues en España los Juzgados no se han pronunciado)", ha indicado.

Por su parte, Francisco Zugasti, presidente de la Asociación PROJUSTICIA y portavoz de Peter Innes en España, ha señalado que el juicio penal contra Carrascosa "está motivado porque la menor es norteamericana, y las leyes de los EEUU no permiten que se puedan violar los derechos de ningún ciudadano norteamericano".

Según Zugasti, la negativa de Carrascosa a firmar el acuerdo "están poniendo en grave peligro" a la valenciana, ya que según señala "el jurado norteamericano no puede menos que interpretar que su intención clara es seguir impidiendo el acceso de la menor al padre, que es, precisamente, el delito por el que será juzgada".