Detenido un hombre que extorsionaba a dos hoteles de Las Rozas con amenazas de bomba

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Guardia Civil adscritos al Área de Investigación del puesto principal de Las Rozas han detenido a un individuo acusado de un delito continuado de extorsión, por el envío de mensajes de correo electrónico, con amenazas de bomba, a dos hoteles de Las Rozas, informó hoy la Benemérita.

En la primera semana del año, el representante de un hotel de Las Rozas presentó una denuncia en el puesto de la Guardia Civil de la localidad en la que afirmaba ser víctima de un delito de extorsión, ya que había recibido un correo electrónico en el que se le exigía una fuerte suma de dinero bajo la amenaza de volar el hotel con una bomba si no se cumplían sus exigencias.

Los agentes del Área de Investigación se hicieron cargo de las pesquisas, que inicialmente les llevaron hasta un locutorio sito en la capital, desde el que el que se había enviado el correo electrónico.

Durante el mes siguiente los hechos volvieron a repetirse, pero esta vez el mensaje se enviaba desde otras dos cuentas de correo, y se extorsionaba a un nuevo hotel, también de la localidad. El rastro de los correos electrónicos reveló que algunos de los mensajes, procedentes de dos cuentas de correo diferentes, habían sido enviados desde dos pisos contiguos, localizados en Fuenlabrada.

Además, la cuenta bancaria que se aportaba en el mensaje fue de gran valor para los investigadores, ya que descubrieron que se trataba de una cuenta abierta a nombre de la propietaria de uno de los pisos de Fuenlabrada, que además se encontraba incursa en varias diligencias relativas a hechos similares por un equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil y por el Cuerpo Nacional de Policía.

Tras solicitar el pertinente permiso judicial de entrada y registro en los dos domicilios, los agentes del Área de Investigación de Las Rozas inspeccionaron los ordenadores que encontraron, desde los que se habían enviados los correos electrónicos origen del delito.

Gestiones más concienzudas revelaron que el hecho de que los correos hubieran sido enviados desde dos cuentas de correo estaba originado en que uno de los ordenadores se conectaba a través de la conexión wi-fi de su vecino, que carecía de cualquier tipo de protección.

La mujer investigada declaró que tenía problemas con una cuenta de correo abierta varios meses antes, ya que alguien había conseguido cambiar la contraseña y las preguntas claves, de forma que no podía acceder a ella, y corría el peligro de que la persona intrusa usara para sí una cuenta de correo a su nombre.

Los agentes de la Guardia Civil descubrieron que el ex compañero sentimental de la investigada había averiguado sus claves de acceso y la numeración de su cuenta bancaria durante el periodo en el que estuvieron conviviendo, y ahora enviaba mensajes con su nombre y sus datos para que las Fuerzas de Seguridad la incriminaran en algún delito.

Tras recopilar todos los indicios que probaban su culpabilidad, detuvieron al responsable del envío de los mensajes el pasado día 25, en la localidad de Alameda de la Sagra (Toledo), donde reside habitualmente.

Se trata de C.J.E.G., madrileño de 39 años, al que se le imputan la comisión de un delito continuado de extorsión con ánimo de lucro, y ya ha sido puesto a disposición judicial. Ha cometido supuestamente un delito similar al investigado en la localidad de Hoyo de Manzanares, en el que se extorsionó a una constructora.