El CGPJ retira el juez de apoyo al Juzgado de Marbella que instruye el caso "Malaya"

  • Málaga, 13 may (EFE).- El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha decidido no renovar la comisión de servicio del magistrado de apoyo que tenía el Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, que instruye el caso "Malaya" contra la corrupción, pese a que se encuentra "colapsado".

Málaga, 13 may (EFE).- El Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) ha decidido no renovar la comisión de servicio del magistrado de apoyo que tenía el Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, que instruye el caso "Malaya" contra la corrupción, pese a que se encuentra "colapsado".

De la decisión ha informado hoy en rueda de prensa el presidente de la Audiencia Provincial de Málaga, Francisco Javier Arroyo, quien considera "imposible" que un solo juez haga frente al volumen de trabajo de este Juzgado, equivalente al de cinco.

Arroyo ha explicado que el destino del magistrado de apoyo era Orihuela (Alicante) y el Tribunal Superior de Justicia de Valencia se ha opuesto a que siga de comisión de servicio en Marbella porque "entiende que allí también es muy necesario".

El volumen de asuntos que tramita el Juzgado marbellí es tal que dos jueces "difícilmente podían hacerle frente", por lo que si se queda uno solo es "absolutamente imposible", ha insistido.

Ante esta situación, la Audiencia de Málaga propondrá hoy que el Juzgado de Instrucción número 5 de Marbella, cuyo titular es Óscar Pérez, sea reforzado con otro juez, ya sea titular o sustituto.

El Juzgado número 5 de Marbella ya ha enviado el caso "Ballena Blanca" contra el blanqueo de capitales procedente del narcotráfico a la Audiencia Provincial, y se prevé que en los próximos meses también remita el "caso Malaya" contra la corrupción.

No obstante, cada uno de esos procedimientos han sido desglosados y tienen numerosas piezas separadas, muchas de las cuales constan de una veintena de acusados, según Arroyo.

El juicio del caso "Ballena Blanca" no se prevé que empiece antes de 2010, dado que el ponente tiene que conocer el asunto y resolver sobre las pruebas, así como ser eximido de otras actividades, y durará entre cuatro y seis meses.

Se creará una sección bis con tres magistrados que se dedicarán a este caso, mientras que otros tres se encargarán de los asuntos normales de la Sección Segunda de la Audiencia de Málaga, ya que de lo contrario se quedaría paralizada durante unos seis meses.

Consta de veinte acusados, tendrá probablemente el doble de letrados, unos noventa testigos propuestos por el Ministerio Fiscal, 75.000 folios, 280 tomos y 173 piezas de convicción, y será necesario habilitar la sala cuatro -del jurado-, y por este motivo unir otras dos salas para las causas enjuiciadas por jurados y de envergadura.

El caso "Ballena Blanca" será un "banco de pruebas organizativo" de lo que posteriormente será "Malaya", así como otras causas que llegarán en los próximos años a la Audiencia de Málaga relacionadas con el blanqueo o la corrupción como "Hidalgo", "Astapa", "Troya" o "Alcaucín".

Para enjuiciar el "caso Malaya", el presidente de la Audiencia de Málaga asume que será necesario construir un ala nueva, posiblemente desmontable, ante la falta de espacio en la Ciudad de la Justicia, dado que hará falta una gran sala de audiencia para un centenar de acusados, además de dependencias para prensa, testigos o peritos, y reforzar las líneas telefónicas.

Arroyo espera que el caso llegue este año a la Audiencia, tras lo que se dará traslado a todos los abogados para que presenten sus escritos de conclusiones, y luego se señalará, lo que no se prevé que ocurra antes de finales de 2010 o principios de 2011.