El fiscal pide 27 años para "Iñaki de Rentería" por el asesinato de jefe de Miñones

  • Madrid, 28 mar (EFE).- La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá 27 años de cárcel para el etarra Ignacio Gracia Arregui, "Iñaki de Rentería", por facilitar datos para el atentado que costó la vida al jefe del Cuerpo de Miñones de Álava el comandante de Infantería del Ejército de Tierra Jesús Velasco Zuazola.

El fiscal pide 27 años para "Iñaki de Rentería" por el asesinato de jefe de Miñones

El fiscal pide 27 años para "Iñaki de Rentería" por el asesinato de jefe de Miñones

Madrid, 28 mar (EFE).- La Fiscalía de la Audiencia Nacional pedirá 27 años de cárcel para el etarra Ignacio Gracia Arregui, "Iñaki de Rentería", por facilitar datos para el atentado que costó la vida al jefe del Cuerpo de Miñones de Álava el comandante de Infantería del Ejército de Tierra Jesús Velasco Zuazola.

En el juicio que próximamente se celebrará en la Audiencia Nacional por estos hechos, aunque aún no ha sido señalada la fecha, el fiscal pedirá también que "Iñaki de Rentería" indemnice a la viuda de Velasco, Ana María Vidal Abarca -ex presidenta de la Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT)-, con 300.000 euros, y cada uno de sus cuatro hijos con 50.000 euros.

Según el escrito de conclusiones provisionales del fiscal, en diciembre de 1979 el acusado formaba parte del comando informativo "Aretza" de ETA y ordenó a los etarras Moisés Izar de la Fuente y Pedro Manuel González Alonso que vigilaran al jefe del Cuerpo de Miñones (policía foral de Álava) y tomaran "datos sobre su vida y costumbres".

Los etarras comprobaron que Velasco tenía un coche modelo ford fiesta color crema y que todas las mañanas salía temprano de su domicilio para llevar a sus hijas al colegio, desde donde después se dirigía a su lugar de trabajo, y todo esto lo hacía, señala el escrito, uniformado.

"Estos datos fueron pasados por el procesado al comando Araba", sostiene el fiscal, que añade que sobre las 08:50 horas del 10 de enero de 1980, cuando Velasco conducía su coche, éste se paró en un semáforo frente al número 1 de la calle Ramiro de Maeztu, cerca del colegio de sus hijas, y dos etarras se situaron delante suyo "disparando sus armas repetidamente y causando su muerte".

El fiscal considera al acusado cooperador necesario de un delito de asesinato.

"Iñaki de Rentería", que fue entregado el 17 de noviembre de 2008 por las autoridades francesas tras cumplir condena en el país vecino, estaba considerado como el "número uno" de ETA desde la caída en 1992 de la entonces cúpula de la banda en Bidart hasta su detención en esa misma localidad en 2000.