El juez de Estados Unidos fija para el 29 de abril el inicio del proceso penal contra María José Carrascosa

VALENCIA, 18 (EUROPA PRESS) El juez Donald Venezia ha fijado para el próximo 29 de abril el inicio del proceso penal contra María José Carrascosa, encarcelada en un centro de Nueva Jersey, acusada de haber secuestrado a su hija y de desacato a una orden judicial que la obligaba a llevar a la menor a Estados Unidos, según indicó a Europa Press el letrado de la valenciana, Marcos García Montes. El magistrado estadounidense, en una vista preliminar celebrada ayer, que había sido aplazada en más de dos ocasiones, escuchó a las partes del proceso y fijó para el 29 de abril el comienzo del juicio contra Carrascosa. Hasta entonces, García Montes anunció que presentará al juez un certificado que acredita que en España se han abierto hasta tres procedimientos contra Peter Innes, el ex marido de Carrascosa, algo que se negó ayer en la vista. Tras ello, solicitará la libertad para la valenciana. Paralelamente, el abogado presentará dos querellas contra Innes, una de ellas por unos documentos sobre la nulidad matrimonial, y otro por los "malos tratos" físicos y psicológicos que han sufrido tanto María José como su hija, indicó a Europa Press. Así mismo, García Montes está negociando un acuerdo con el ex marido de la valenciana, que contemplaría la necesidad de que ambas partes se retiraran los cargos y, de esta manera, conseguir que Carrascosa salga de prisión y regrese a España, en compañía de su familia. Además, pretende conseguir que la custodia de la hija de ambos sea para la madre, estableciendo un régimen de visitas con el padre. Carrascosa se casó en Bunyol con el estadounidense Peter Innes en marzo de 1999, sólo unos meses después de que lo hubiera conocido en un chat de internet. Cinco días después de la boda, ella decidió mudarse a Nueva Jersey. Al poco tiempo de llegar a EEUU, se quedó embarazada, en torno a agosto de 1999. En 2001, el servicio de inmigración de Nueva York le concedió el estatus de mujer maltratada por las amenazas verbales que recibía de su marido, con el que siguió viviendo hasta finales de 2004, cuando regresó a España como solía hacer cada año por esas fechas, según la familia. En julio de 2005 un tribunal valenciano dio a María José la custodia de su hija, sentencia que fue ratificada en enero de 2007. A principios de 2006, Innes denunció a María José por secuestrar a la niña en España. El juez Edward Torack, del condado de Bergen (Nueva Jersey), no reconoció las sentencias españolas, concedió la custodia de la menor al padre y ordenó a la madre regresar a EEUU para entregar a su hija. La abogada valenciana, quien entre tanto se sometió a distintas operaciones, se presentó en agosto de 2006 en EEUU para asistir a una vista judicial, en la que conoció los cargos que pesaban sobre ella, le retiraron el pasaporte y le informaron de que debía entregar a la pequeña antes del 31 de agosto, si no quería ser encarcelada por secuestro, hecho que se produzco en noviembre de ese año.