El PSM recalca que "no se ha iniciado ninguna obra de las que precisarían contar con licencia" en Callao (Madrid)

MADRID, 26 (EUROPA PRESS) El Partido Socialista de Madrid (PSM) subrayó hoy que la solicitud de licencia para "acondicionamiento puntual de oficina sin cambio de uso" para su futura sede de la plaza del Callao fue presentada el pasado 30 de enero de 2009 ante la oficina de registro de Urbanismo y Vivienda del Ayuntamiento de Madrid y hasta este momento no ha recibido la licencia solicitada y, consecuentemente, "no se ha iniciado ninguna obra de las que precisarían contar con esa licencia". Por el contrario, en estos momentos los trabajos realizados en esta oficina han consistido en la limpieza del local, y la retirada del mobiliario e instalaciones ajenas a la estructura del edificio, así como a asegurar la integridad de algunos elementos de valor, lámparas de techo, ornamentación de las cúpulas, dañadas parcialmente por el uso de anteriores inquilinos y/o el paso de los años. En un comunicado emitido desde la dirección del PSM, se señala además que, actualmente, y a la espera de la licencia correspondiente, se ha abierto un centro de trabajos previo al inicio de las obras, para el que se ha presentado la correspondiente documentación ante el Instituto Regional de Seguridad y Salud en el trabajo dependiente de la Comunidad de Madrid, también con fecha 30 de enero de 2009. "En este caso la notificación es suficiente", subraya el PSM. Por otra parte, aclara que el presupuesto presentado para la ejecución de las obras sometidas a licencia es, asimismo, de 180.000 euros y en la solicitud se incluye la solicitud de ayuda a la rehabilitación, dadas las características del inmueble. "Cualquier otra evaluación no se sustenta más que en una libre especulación", agrega. Asimismo, el PSM expresó su grave preocupación por la realización de un reportaje fotográfico (publicado en el diario 'La Razón') en el interior de un edificio, propiedad de la Asociación de la Prensa -del que actualmente el PSM es arrendador- sin que quien tenga legitimidad para ello haya autorizado la entrada en esas instalaciones, lo cual supondría, "un presunto delito de allanamiento de domicilio de persona jurídica, así como un delito contra la intimidad y la seguridad y de revelación de secretos", siendo especialmente grave en este caso "la divulgación de datos que afectan a la seguridad de las personas que trabajarán en dichas instalaciones". Por todo ello, los servicios jurídicos del PSM-PSOE están estudiando emprender las correspondientes acciones legales. Por otra parte, confirma que "todas las instalaciones serán completamente accesibles, estarán adaptadas a las personas con movilidad reducida y se cumplirán todos los criterios medioambientales".