"El Solitario" denuncia que sufre malos tratos en la prisión portuguesa

  • Lisboa, 26 feb (EFE).- Jaime Giménez Arbe, "El Solitario", condenado en España a 47 años de cárcel, denunció hoy que sufre malos tratos en la prisión portuguesa donde está recluido al comparecer en un juicio como acusado de insultar a sus carceleros.

"El Solitario" denuncia que sufre malos tratos en la prisión portuguesa

"El Solitario" denuncia que sufre malos tratos en la prisión portuguesa

Lisboa, 26 feb (EFE).- Jaime Giménez Arbe, "El Solitario", condenado en España a 47 años de cárcel, denunció hoy que sufre malos tratos en la prisión portuguesa donde está recluido al comparecer en un juicio como acusado de insultar a sus carceleros.

Giménez Arbe, que aún tiene pendiente responder ante la justicia española de una treintena de atracos a mano armada, fue denunciado por varios de los guardias de la prisión lisboeta de Monsanto, que le acusan de "ofensas verbales".

Pero el que fue uno de los delincuentes españoles más buscados y escurridizos de la última década se quejó a su vez durante la vista de ser blanco de malos tratos y hostigamiento sexual por parte de los carceleros.

"El Solitario", con otros reclusos de Monsanto, había puesto primero una denuncia contra los guardias de la prisión aunque el juicio, convocado para el pasado 15 de enero, fue aplazado en dos ocasiones y quedó pospuesto al menos hasta octubre próximo.

Según informó a EFE Ligia Borbinha, la abogada de Giménez Arbe, el magistrado que lleva esa causa pidió que el juicio se celebre en la misma penitenciaria de Monsanto, dotada de tribunal propio, para evitar los riesgos de trasladar a los presos.

En el juicio de hoy declararon en contra de "El Solitario" cuatro guardias de la prisión, que aseguraron haber sido blanco de insultos obscenos aunque ninguno precisó ni de forma aproximada la fecha de los agravios, ante la insistencia de la juez.

Los carceleros reprodujeron una serie de ofensas verbales y frases obscenas atribuidas a Giménez Arbe pero él las negó o las achacó a diferencias lingüísticas y mala interpretación de sus palabras, lo cual en algunos casos corroboraron con ejemplos la defensa e incluso la juez.

Los cuatro guardias también le acusaron de negarse a los cacheos estipulados mientras el preso se defendía explicando con detalle supuestos tocamientos por parte de un carcelero al que considera de "actitud sexual fuera de lo normal".

"El Solitario", que llegó al Tribunal Criminal de Lisboa entre fuertes medidas de seguridad y al gritó de "viva el anarquismo", aprovechó la vista para quejarse de la prisión de Monsanto, considerada la más segura de Portugal pero en la que, según él, "no se respetan los derechos humanos".

También denunció los malos tratos y vejaciones de naturaleza sexual y aseguró que desde su primer ingreso, en julio de 2007, en Monsanto, fue objeto de persecución y víctima del "régimen criminal de aislamiento" de ese establecimiento.

Además hizo una petición al tribunal para que se le aplique la convención de los derechos humanos de Ginebra y se definió como un luchador anarquista contra el capitalismo de los estados totalitarios.

El tribunal decidió una nueva vista para las próximas semanas en la que prestarán testimonio cuatro presos, que según Giménez Arbe respaldarán sus denuncias.

El atracador español fue condenado en diciembre pasado por la justicia lusa a siete años y medio de cárcel por intento de asalto a un banco de Figueira de Foz, a 195 kilómetros al norte de Lisboa.

En ese último y frustrado atraco de su larga carrera delictiva Giménez Arbe fue capturado en una operación conjunta de la policía portuguesa y española, que le seguía ya la pista.

"El Solitario" fue enviado el año pasado temporalmente a España para que respondiera del más grave de sus delitos, el asesinato de dos guardias civiles que le costó la condena a 47 años, y no podrá ser extraditado hasta que cumpla su condena en Portugal.