El tesorero del PP niega cualquier relación con Correa

MADRID (Reuters) - El tesorero del Partido Popular y senador, Luis Bárcenas, negó el jueves tener ninguna relación con el empresario Francisco Correa, presunto cabecilla de una trama de corrupción en el "caso Gürtel", después de que el magistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón viera indicios de delito en su contra.

En un auto en el que remitió el "caso Gürtel" totalmente al Tribunal Superior de Justicia de Madrid, Garzón dijo el martes que Bárcenas había recibido una suma de de 1.353.000 euros mientras que el eurodiputado Gerardo Galeote recibió 652.310 euros del entramado.

"Es manifiestamente falso que haya mantenido relación ilícita alguna, directa o indirectamente, con el señor Correa o cualesquiera de sus empresas", declaró Bárcenas en un comunicado remitido por su partido, añadiendo que sus ingresos y patrimonio están totalmente acreditados ante Hacienda y el Senado.

"Nunca he mediado ni intervenido en modo alguno ante ninguna Administración Pública para que fueran favorecidos los intereses del señor Correa ni de ninguna de sus empresas, ni he utilizado ninguno de los empleos y cargos que he desempeñado con dicha finalidad ni con cualquiera otra de naturaleza ilícita", indica.

Bárcenas niega que las siglas "L.B." que Garzón menciona en su auto correspondan a su persona y anuncia acciones legales, en concreto una querella criminal contra el juez por la comisión de los delitos continuados de prevariación judicial y revelación de secretos.

Las acciones legales se podrían ampliar a "determinados informadores" por la "gravedad de sus manifestaciones públicas", según el comunicado en el que el senador agradeció el apoyo recibido.

El presidente del PP, Mariano Rajoy, defendió el jueves la inocencia de Bárcenas y Galeote, y recordó que no han sido acusados formalmente de nada.

"Estas dos personas (..) no están imputadas por ningún tribunal, no están acusados por nadie, la propia fiscalía le ha dicho al juez Garzón que no mande el asunto al Tribunal Supremo porque cree que no hay indicios suficientes contra estas dos personas. Ellos afirman su inocencia y yo estoy convencido de que nadie podrá probar que no son inocentes", afirmó en Vitoria.

El "caso Gürtel", en el que hasta ahora hay 53 imputados, ha enviado ya a la cárcel a tres personas, entre ellas el presunto jefe de la trama, el empresario Francisco Correa, acusados, entre otros, de los delitos de blanqueo de capitales, fraude fiscal, cohecho, asociación ilícita, tráfico de influencias y falsedad.

Según las conclusiones de Garzón, Correa obtuvo, a raíz de la relación directa con responsables del PP, la adjudicación de eventos, concesiones y contratos con el PP a nivel nacional, y también en Madrid y Valencia.

El caso está ahora en manos de los Tribunales Superiores de Justicia de Madrid y de Valencia.