El titular del juzgado número 2 de Marbella declara como imputado por el 'Caso Puente Romano', sobre supuesta extorsión

GRANADA, 10 (EUROPA PRESS) El ex titular del Juzgado de Instrucción 2 de Marbella (Málaga) Francisco Javier de Urquía, que fue condenado en agosto del pasado año a dos años de prisión por cohecho, declara hoy a partir de las 15,30 horas en calidad de imputado en el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) por el 'Caso Puente Romano', por el que se investiga la supuesta extorsión al propietario de los hoteles Marbella Club y Puente Romano a cambio de favores judiciales. También el empresario Arnaud Fabrice A. acudió a la Sala de lo Civil y Penal del TSJA para declarar como imputado ante el magistrado instructor de la causa, Miguel Pasquau. Los dos llegaron a la sede del Alto Tribunal Andaluz, en la Real Chancillería de Granada, a las 10,45 horas de hoy, si bien su testimonio se ha aplazado para la tarde de hoy, informaron a Europa Press fuentes judiciales. Previamente, el ex marido de la princesa Carolina de Mónaco, Phillipe Junot, acudió sobre las 9,30 horas a la sede judicial para prestar declaración como testigo, al haber facilitado una nueva prueba manuscrita que reabrió la causa contra el juez después de que fuera sobreseída provisionalmente el pasado mes de noviembre. El instructor consideraba entonces que no existía "ni un solo elemento o dato" capaz de convertirse en prueba directa de la connivencia del juez respecto a los hechos y que tampoco existían datos que pudieran ser considerados, aunque se dieran por probados, como indicios de esa connivencia. Se trata de una causa que comenzó a investigar el Juzgado de Instrucción número 11 de Málaga en 2007, por la supuesta participación del juez en un plan orientado a obtener dinero a cambio de levantar las medidas cautelares o embargos que pesaban sobre varias empresas intervenidas judicialmente dentro del caso 'Hidalgo'. Según un auto de dicho juzgado, uno de los investigados, con iniciales I.M.L., "supuestamente habría realizado una propuesta presuntamente ilegal a un testigo protegido", que consistiría "en garantizarle el levantamiento de intervenciones judiciales" acordadas contra empresas, así como el desbloqueo de cuentas, puesto que tenía pendiente llevar a cabo una operación de venta de un hotel, intervenido en el caso 'Hidalgo'. El alto tribunal andaluz condenó a De Urquía a dos años de prisión y 17 de inhabilitación por un delito de cohecho al aceptar 73.800 euros para la compra de su vivienda del ex asesor urbanístico del Ayuntamiento de Marbella Juan Antonio Roca.