La liberación de Bushi, un error excepcional, según la Policía

MADRID (Reuters) - La puesta en libertad del presunto agresor del empresario artístico José Luis Moreno se debió a una serie de actuaciones erróneas y hechos anómalos "totalmente excepcional", según aseguró el miércoles la Dirección General de la Policía y de la Guardia Civil tras concluir sus investigaciones preliminares.

Astrit Bushi, acusado de formar parte de la banda responsable del asalto a la vivienda de Moreno en diciembre de 2007, durante el cual el productor recibió una paliza, salió en libertad de los juzgados de la localidad madrileña de Alcobendas la semana pasada, después de que se acordara su libertad provisional por una causa distinta y sin que se comprobara si tenía otras causas pendientes.

Este hecho ha desatado una gran polémica entre los distintos órganos judiciales y las Fuerzas de Seguridad para determinar quién fue el responsable, y el presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Dívar, ha ordenado la apertura de una investigación previa para esclarecer las circunstancias de la puesta en libertad de Bushi.

"La puesta en libertad de Astrit Bushi sólo fue posible por una suma de actuaciones erróneas y hechos anómalos que debe considerarse totalmente excepcional", sostuvo el Ministerio del Interior en un comunicado.

El comunicado explicó que Bushi fue trasladado por la Guardia Civil el 31 de marzo a los calabozos de los Juzgados de Alcobendas, para ser puesto a disposición del Juzgado de Instrucción número 3 de la de la localidad, donde se hicieron cargo de él los funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía.

Tras terminar su declaración, agregó la nota de prensa, el Juzgado notificó a la Policía Nacional el auto de libertad, un "procedimiento utilizado en los casos de 'detenidos', pero no habitual en el caso de las diligencias que afectan a un 'preso' ya que en esa situación el auto se notifica directamente al centro penitenciario".

"Una vez les fue notificado el auto, los policías, no habiendo recibido instrucciones específicas de la Comisaría de Alcobendas, cumplimentan lo dispuesto en dicho auto judicial, poniendo en libertad a Astrit Bushi", añadió.

Según el comunicado, en el auto figuraba que Bushi fue presentado al juzgado en "calidad de detenido", en lugar de en su condición real de "preso provisional a disposición del juzgado de Alcobendas".

Por su parte, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid decidió el lunes archivar las diligencias informativas incoadas por la puesta en libertad del preso, tras verificar que su "salida irregular de los juzgados de la localidad de Alcobendas (Madrid) no es imputable al juez que le tomó declaración y decretó su libertad por una causa diferente al asalto y agresión a José Luis Moreno".

El interno declaró esposado y salió de la sala esposado para ser conducido a los calabozos del Juzgado bajo escolta de la Policía Nacional, según el tribunal, pero no volvió al centro penitenciario de Valdemoro, donde estaba ingresado, y que fue el que notificó su ausencia el 2 de abril.

Según el procedimiento, un preso tiene que volver a la cárcel en la que está detenido antes de que pueda ser puesto en libertad tras comprobarse que no tenga otras causas pendientes.