La Policía concluye la investigación del secuestro y muerte del empresario marbellí con 9 detenciones

MÁLAGA, 13 (EUROPA PRESS) Agentes de la Policía Nacional han culminado la investigación sobre el secuestro y muerte del empresario de Marbella (Málaga) Fernando Moreno, dentro de la que se han practicado en total nueve detenciones. Dos de los presuntos implicados huyeron a Madrid tras las primeras detenciones y fueron arrestados el lunes en un domicilio de la capital, junto a su supuesto encubridor. Dos de los detenidos en Madrid, de origen colombiano, fueron trasladados ayer ante la titular del Juzgado de Instrucción número 2 marbellí, encargada del caso, para tomarles declaración, tras lo que decretó su ingreso en prisión incomunicada y sin fianza, según informaron a Europa Press fuentes judiciales. Entre los detenidos están los presuntos organizadores del rapto, el interlocutor con la familia y las personas que vigilaron e inmovilizaron a la víctima. Las actuaciones policiales iniciales en Marbella, Fuengirola y Málaga condujeron hasta seis individuos supuestamente relacionados con los hechos, un hombre y una mujer de nacionalidad española y cuatro ciudadanos colombianos. El primero de ellos era empleado de la misma empresa del secuestrado, donde trabajaba como conductor de un camión, y se le adjudica inicialmente un papel fundamental en la organización del rapto en cuanto a la elección de la víctima, según informaron desde la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil en un comunicado. Entre los ciudadanos colombianos detenidos se encontraba el interlocutor con la familia, residente en Marbella, y que también habría preparado el secuestro, y tres individuos que habrían realizado labores de vigilancia, traslado e inmovilización de la víctima. La mujer española fue detenida por presunto encubrimiento, según indicaron. Las investigaciones pusieron, asimismo, de manifiesto que otras dos personas que presuntamente habrían colaborado en la comisión del crimen habían huido precipitadamente hasta Madrid para evitar la acción policial. Tras diversas pesquisas y labores de vigilancia, los agentes detuvieron el pasado lunes a estos dos hombres en la vivienda de un compatriota colombiano que les ocultaba y que también fue arrestado por un delito de encubrimiento. El empresario marbellí Fernando Moreno fue secuestrado el pasado 21 de enero cuando daba un habitual paseo matutino alrededor de su trabajo. Varios individuos lo introdujeron por la fuerza en una furgoneta blanca y momentos más tarde los secuestradores establecieron contacto telefónico con la familia para exigir dos millones de euros por su liberación, montante que se fue reduciendo en sucesivas llamadas. La familia del secuestrado presentó una denuncia en la Comisaría de Marbella y se inició el protocolo policial de actuación para este tipo de hechos. A primera hora de la tarde, el mismo interlocutor realizó una nueva llamada en la que se limitó a señalar de forma difusa el lugar donde se encontraba la víctima, señalaron desde la Policía Nacional. De inmediato se activó un dispositivo de búsqueda y al día siguiente los agentes hallaron el cuerpo sin vida del empresario en una edificación utilizada para canalizar el agua en las inmediaciones de la carretera MA-427. La autopsia practicada al cadáver en el Instituto Anatómico Forense determinó que la causa de la muerte pudiera haberse debido a la asfixia por sofocación, según las mismas fuentes. La operación ha sido desarrollada por agentes de la UDEV central, de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Málaga y de la Comisaría de Marbella. La titular del Juzgado de Instrucción número 2 marbellí, que declaró el secreto de las actuaciones, tomó declaración los pasados días 29 y 30 de enero a cuatro de los arrestados, tres de origen colombiano y uno español, para los que decretó prisión sin fianza por los presuntos delitos de asesinato y secuestro, según informaron en su momento fuentes judiciales.