La Policía israelí cierra un caso contra Olmert por falta de pruebas

  • Jerusalén, 26 mar (EFE).- La Policía israelí cerró hoy uno de los expedientes de corrupción abiertos contra el primer ministro saliente, Ehud Olmert, al considerar que no ha encontrado suficientes pruebas para sentarlo en el banquillo de los acusados.

Jerusalén, 26 mar (EFE).- La Policía israelí cerró hoy uno de los expedientes de corrupción abiertos contra el primer ministro saliente, Ehud Olmert, al considerar que no ha encontrado suficientes pruebas para sentarlo en el banquillo de los acusados.

Se trata del expediente por supuesto fraude al comprar y reformar una vivienda privada en la calle Cremieux de Jerusalén, y se centraba en la sospecha de que Olmert había obtenido un significativo descuento a cambio de favores con los constructores, en un clásico caso de tráfico de influencias,

Hoy, tras conocer la decisión policial, un portavoz de Olmert se quejó de la ineficacia de la Policía para investigar un caso tan pequeño, que le ha exigido tres años de pesquisas.

El primer ministro israelí abandonará el cargo la próxima semana tras la celebración de elecciones anticipadas el pasado 10 de febrero, que fueron convocadas por su dimisión a raíz de una larga serie de sospechas de corrupción.

Olmert tiene pendientes otros expedientes por delitos de fraude a instituciones públicas que supuestamente duplicaron el pago de viajes, además de soborno por parte de un empresario estadounidense, e irregularidades y tráfico de influencias en el nombramiento de funcionarios y la concesión de ayudas a través de un centro de inversiones.

Tras decidir la policía que no tiene suficientes pruebas, el caso de la calle Cremieux debe llegar ahora al fiscal general del Estado, Menahem Mazuz, que será quien decida oficialmente dar carpetazo al expediente.