Piden 24 años para una pareja por prostituir a chicas paraguayas en un chalé de lujo de Mojácar

ALMERÍA, 27 (EUROPA PRESS)

El fiscal ha solicitado un total de 24 años de prisión a una pareja acusada de liderar una red de trata de blancas que operaba entre Paraguay y el municipio de Mojácar (Almería) donde, al parecer, obligaban a las mujeres que captaban en el país suramericano a ejercer la prostitución en un chalé de lujo hasta que pudiesen satisfacer una deuda individual que ascendía a 15.000 euros.

El escrito de calificación provisional considera a Ramón M.J. y a Carmen T.G., de 47 y 27 años respectivamente, autores de un delito continuado contra los derechos de los ciudadanos extranjeros por el interesa una pena de nueve años de cárcel, a la que suma otros tres años por un presunto delito prostitución al lucrarse ambos de los servicios sexuales que contrataban con los clientes.

A la red, que fue desarticulada en marzo de 2007 con el decomiso de más de 50.000 euros en joyas que ambos guardaban en el chalé y la localización de hasta seis cuentas bancarias en el extranjero, se le atribuye una manera de actuar "muy compleja y jerarquizada" ya que la procesada, de nacionalidad paraguaya, solía captar en su país natal a las víctimas, a quienes escogía siempre de entre ambientes desestructurados y de miseria.

Carmen T.G. viajaba a Suramérica de forma regular en compañía de su compañero, quien era el encargado, a la postre, de dar el "visto bueno" a las mujeres tras lo que ambos iniciaban los trámites para facilitarles el visado y un billete de avión para España que nunca hacían coincidir con el vuelo que tomaban ellos.

Una vez en Madrid, se trasladaban por carretera hasta Mojácar hasta la vivienda ubicada en Mojácar, donde eran encerradas en habitaciones equipadas lujosamente e individuales y forzadas a ejercer la prostitución para saldar la supuesta deuda contraída, que ascendía a un total de 15.000 euros, bajo amenazas sobre la integridad física de sus allegados en Paraguay.

Ramón M.J., según el escrito de calificación fiscal, era el encargado de administrar los beneficios obtenidos de explotar a las mujeres y que sólo en una ínfima parte redundaban en ellas para que pudiesen enviar dinero a sus familiares ya que la organización les proveía de todo lo necesario para que no manejasen efectivo.

Ambos procesados fueron detenidos el 16 de marzo de 2007 por la Policía Nacional en un control de tráfico activado en el paraje de Los Gurrullos, en el municipio de Mojácar, tras fructificar la investigación iniciada tres meses antes por agentes de Sevilla, Almería y Madrid.

En la operación, que la que se intervinieron varias dosis de cocaína y de hachís, se liberó a las tres mujeres que, en esos momentos, se encontraban retenidas y se arrestó al hijo del cabecilla, Juan Ramón M.H., no procesado pero al que, en un principio, se le achacó el prestar apoyo para el control de las víctimas en salidas concertadas con clientes de mayor confianza.