Se oponen a reabrir la querella penal contra Garzón por los pagos de la Universidad de NY

Se oponen a reabrir la querella penal contra Garzón por los pagos de la Universidad de NY

Se oponen a reabrir la querella penal contra Garzón por los pagos de la Universidad de NY

MADRID, 6 (EUROPA PRESS)

La Fiscalía del Tribunal Supremo y la defensa del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón han solicitado, a través de sendos escritos dirigidos a la Sala Segunda del alto tribunal, que se rechace la pretensión de los abogados Antonio Panea y José Luis Mazón de la reabrir la querella formulada contra el magistrado por los cobros recibidos de la Universidad de Nueva York, que fue inicialmente archivada el pasado 10 de marzo.

Según el escrito del Ministerio Público, al que ha tenido acceso Europa Press, el fiscal considera que los hechos no son constitutivos de los delitos de cohecho y prevaricación y pide la imposición a los querellantes del pago de las costas dado que "han obrado con evidente temeridad, corroborada por la reiteración a ultranza de sus pedimentos".

Por su parte, la defensa de Garzón indica que la Universidad de Nueva York ha certificado que el sueldo recibido por el juez durante su estancia "corrió íntegramente a cuenta del Centro de Derecho y Seguridad y que dicho centro no recibió fondos del Banco Santander Central Hispano".

El Tribunal Supremo archivó el 10 de marzo la querella presentada por el abogado alicantino Antonio Panea contra Garzón, al que acusaba de cohecho y prevaricación por haber haber recibido 1,7 millones de dólares del Banco Santander Central Hispano (BSCH) por la presentación de un ciclo de conferencias y luego archivar una causa judicial contra la entidad bancaria. Frente a esta decisión los letrados pidieron al Supremo que reconsidera su decisión inicial y reabriera el caso

Pese a archivar la querella el alto tribunal remitió al Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) la documentación recibida de la Universidad de Nueva York en la que se da cuenta del cobro por parte del juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón de algo más de 200.000 dólares que percibió por la organización de unas actividades académicas en dicho centro, coincidiendo con la licencia por motivos de estudios de la que disfrutó el magistrado entre marzo de 2005 y junio de 2006.

Tras analizar la cuestión, el alto tribunal considera que los hechos denunciados por el letrado carecen de relevancia penal y archiva la querella, si bien advierte que la ocultación por parte del juez de las cantidades que percibió del Centro Rey Juan Carlos I de España y el Centro de Derecho y Seguridad de la Universidad de Nueva York podría ser determinante de responsabilidad ante el CGPJ.