Tribunales.- El alcalde de Seseña acudirá a declarar otras dos veces este mes por dos nuevas querellas de 'El Pocero'

Onde 2000 critica cambios en la gestión y la apropiación indebida del proyecto de canalización de agua al Quiñón TOLEDO, 17 (EUROPA PRESS) El alcalde de Seseña (Toledo), Manuel Fuentes, tendrá que acudir dos veces más a prestar declaración en el Juzgado Número 5 de Illescas, por dos nuevas querellas que Francisco Hernando 'El Pocero' ha interpuesto contra su persona, y que elevan a 10 el número de querellas que el constructor ha presentado en los cinco años que lleva al frente de la Alcaldía. En declaraciones a Europa Press, el alcalde de Seseña, que señaló que tendrá que acudir a los juzgados este jueves 19, a las 9.45 horas, y el próximo día 26, defendió que el proceder del constructor "es una auténtica locura, que está colapsando los servicios jurídicos y administrativos del Ayuntamiento de Seseña", y que "algo se tendría que hacer para poder evitar esto". Explicó Fuentes que el motivo de la primera querella es por estafa y prevaricación, sobre el proyecto de obra hidráulica en El Quiñón. El constructor reclama el pago de unas obras que el Ayuntamiento no ha contratado, "que no corresponde que le paguemos, y cuyo importe total asciende a más de dos millones de euros", dijo. "Esto forma parte de su estrategia de ir no solo contra Manuel Fuentes, sino contra el Ayuntamiento, porque en caso de que yo autorizase esos pagos cometería prevaricación, porque con él no se ha firmado ningún concurso ni autorización de obras, por tanto no corresponde que nosotros le paguemos absolutamente nada", insistió el regidor. Estas obras, indicó, se sacaron a concurso porque Onde 2000 no está de acuerdo y ha presentado un contencioso-administrativo, se está negando a pagar las certificaciones, y por tanto se llevaron a pleno y se adjudicaron a Constructora Hispánica, "y ahora hay problemas con esta empresa porque quiere renunciar a la construcción de las mismas, probablemente porque no le salen las cuentas y porque ve que el Ayuntamiento no tiene liquidez porque no ingresa las certificaciones que esta propia empresa ha emitido", agregó. Según el primer edil, el Ayuntamiento tiene que detraer de la caja única los pagos de esas certificaciones que se tenían que sufragar mediante cuotas de urbanización los propietarios del suelo, en especial Onde 2000 que tiene el 80 por ciento de la propiedad del suelo en la localidad toledana. Respecto a la segunda de las querellas por las que el regidor seseñero tendrá que acudir el día 26 de este mes, por presunta prevaricación, Fuentes explicó que se trata de unas licencias que se dieron para la construcción de unas naves, condicionadas a una obra, y que son legales, como estima un informe jurídico. "Nada tiene que ver con Francisco Hernando" --puntualizó el alcalde-- sino una con una gestión del Consistorio, pero que según 'El Pocero' hemos actuado prevaricando, aunque los servicios jurídicos del Consistorio seseñero mantienen que se ha actuado de acuerdo a la legalidad". "Aquí se debería actuar, no sé por parte de quién, para evitar todo esto, porque al final lo que está consiguiendo con todas estas querellas es que le tengamos que dedicar un tiempo precioso que se podría dedicar a la gestión municipal", lamentó Fuentes. "Interpreto que hay una persecución porque el constructor avisó de que iba a poner 12 querellas, porque presentó una serie de puntos a convenir con el Ayuntamiento para llegar a acuerdos, y como nos hemos negado por ejemplo a nombrarle Hijo Predilecto de Seseña, a entregarle la Medalla de Oro del Trabajo, o a dedicarle una calle, seguirán cayendo querellas", aseguró Fuentes. "El CGPJ, el poder legislativo, o la FEMP tendría que hacer algo, porque aquí no se va contra Manuel Fuentes como un ciudadano, sino contra Manuel Fuentes como alcalde de Seseña por la gestión que está llevando en el Ayuntamiento, pero yo no soy un delincuente ni un impresentable", afirmó, alertando que este proceder del constructor está poniendo en peligro el sistema democrático en la localidad. ADJUDICACIÓN ILEGAL DEL SISTEMA Por su parte, fuentes de la empresa Onde 2000 explicaron a Europa Press que los fundamentos de la querella interpuesta contra el Ayuntamiento de Seseña son los cambios en la gestión y de la apropiación indebida del proyecto de canalización de agua. Según apuntan, el Ayuntamiento estableció en un primer momento que la gestión del agua hasta la urbanización de El Quiñón iba a ser indirecta, por lo que la empresa Onde 2000 llevó a cabo un estudios de ingeniería e impacto ambiental, entre otros. "El conflicto se produce en el momento de la presentación de dicho proyecto --según las mismas fuentes-- porque el Ayuntamiento decidió cambiar la gestión del proyecto, de indirecta a directa, decidiendo adjudicar por concurso la obra". Del mismo, resulto la adjudicación a la empresa Hispanica de Construcciones, que ofreció un proyecto, "que era el mismo que Onde 2000 había presentado", pero con un plazo de ejecución y una previsión de presupuesto superiores, por lo que finalmente no se hizo, "porque no era rentable".