Tribunales.- Testigos confirman las amenazas al empresario de la Herradura y las sospechas sobre el acusado

GRANADA, 26 (EUROPA PRESS) Varios testigos confirmaron hoy en la cuarta sesión del juicio por la muerte del empresario de La Herradura (Granada) Daniel B. en mayo de 1998 las amenazas del acusado Antonio C.P., que se enfrenta a penas de hasta 23 años de prisión, y las sospechas de que fuera él el autor del crimen. En la Sección Primera de Granada, que desde el lunes está concurrida por familiares y amigos de la víctima, declaró, entre otros testigos propuestos por la acusación particular, la hermana del empresario, que volvió a reiterar, como ya hicieron anteriormente otros allegados, que éste se sentía amenazado por Antonio C.P., que tenía una pistola según le había contado su hermano. También un guardia civil que en el momento de los hechos, en la noche del 19 al 20 de mayo, estaba de servicio, señaló que cuando se tuvo la noticia del hallazgo del cadáver de Daniel B. se les dio instrucción a los agentes para inspeccionar el pueblo y buscar concretamente a Antonio C.P. puesto que era el principal sospechoso. En el cuartel se tenía conocimiento, según dijo, de las desavenencias entre el empresario y el gallego por la titularidad de una planta mejillonera que ambos compartían y por su uso para el tráfico de drogas, aunque no se hallaron pruebas de que así fuera. Durante la sesión de hoy también declaró el regente del local 'Bambú', situado a unos 50 metros del lugar donde se encontró el cuerpo sin vida de Daniel B., en el interior de su coche. Según mantuvo, en la madrugada del crimen oyó un ruido, pero no salió de su negocio y fue después, sobre las tres de la madrugada, cuando se dio cuenta de que las luces de un vehículo (el del empresario) llevaban encendidas bastante tiempo, puesto que el empresario estaba muerto en su interior. En la causa están supuestamente implicados un total de siete personas, Antonio C.P. y otros seis procesados por un delito contra la salud pública, por el que se enfrentan a penas de tres años de cárcel. Todos, incluido el presunto autor del disparo, negaron el pasado lunes todos los hechos de los que se les acusa. El fiscal, que pide para Antonio C.P. un total de 15 años de prisión --por homicidio y tráfico de drogas--, relata en su escrito de conclusiones provisionales que el 20 de mayo de 1998 éste llegó desde O Grove a La Herradura porque tenía preparado con el resto de los inculpados un desembarco de un importante alijo de hachís, cuando se encontró con Daniel B., con el que tenía serias desavenencias por la titularidad y el uso de la mejillonera. En el transcurso de una discusión, según la Fiscalía, Antonio le efectuó un disparo, al parecer con un revólver --aunque el arma no ha aparecido--, que le alcanzó a la víctima en el cuello, que le causó la muerte inmediata por intenso shock hemorrágico. Inicialmente el proceso contaba con dos acusados más, pero el Tribunal Supremo hizo firme la prescripción de los delitos contra la salud pública de los que se acusaba, ratificando un auto de la Audiencia de Granada. Al finalizar la vista oral, familiares del empresario volvieron a increpar por tercer día consecutivo a Antonio C.P. a las puertas de la Audiencia de Granada, por lo que tuvo de nuevo que ser custodiado por la Policía Nacional y abandonar el edificio judicial en un coche patrulla. Las sesiones del juicio, que están fijadas hasta el próximo lunes 30 de marzo, se reanudarán mañana.