Un Juzgado de Granada rechaza asumir la causa de la fosa de García Lorca

  • Granada, 29 may (EFE).- El Juzgado de Instrucción 3 de Granada ha rechazado asumir la causa de las exhumaciones de la fosa donde supuestamente yacen los restos del poeta Federico García Lorca, al no aceptar la inhibición propuesta por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Granada, 29 may (EFE).- El Juzgado de Instrucción 3 de Granada ha rechazado asumir la causa de las exhumaciones de la fosa donde supuestamente yacen los restos del poeta Federico García Lorca, al no aceptar la inhibición propuesta por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón.

Según ha informado hoy el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía en un comunicado, la Audiencia Nacional podría pedir ahora al Tribunal Supremo que resuelva sobre una cuestión de competencia entre ambos órganos judiciales para que decida cuál de ellos se queda con el caso.

Esta resolución, que no se ha facilitado a los medios de comunicación, se produce a pesar de que el informe emitido por la Fiscalía -no vinculante- consideraba que el Juzgado granadino sí era el competente para asumir la instrucción de esta causa en lo relativo a los hechos ocurridos en las localidades de Víznar y Alfacar, donde supuestamente se ubica la fosa con los restos del poeta.

En su informe, al que ha tenido acceso Efe, el Ministerio Público pidió que el Juzgado de Instrucción 3 de Granada aceptara la investigación de estas diligencias al entender que los delitos de detención ilegal sin dar razón del paradero competen a los órganos judiciales territoriales de los lugares en los que se hayan cometido.

Así, entiende que deben ser los Juzgados de Granada los responsables del conocimiento de estos hechos denunciados al hallarse las supuestas pruebas en el mismo, según las denuncias presentadas.

El Decanato de los Juzgados granadinos asignó al número 3 este caso en el reparto de turno el pasado 1 de abril después de que el juez Garzón se inhibiera en noviembre de 2008 de la causa al ser declarado no competente para instruir la investigación sobre las desapariciones durante la Guerra Civil y el franquismo.

Poco antes de que se inhibiera, el pasado octubre, el juez de la Audiencia Nacional llegó a remitir al Decanato de Granada -y al del resto de provincias a las que afectaban las denuncias de asociaciones de familiares de desaparecidos- el exhorto sobre las condiciones en las que debería llevarse a cabo la exhumación.

En esa comunicación, Garzón se refería al auto por el que autorizó, entre otros, el inicio, desarrollo o continuación de la exhumación de los restos del maestro de Pulianas Dióscoro Galindo y del banderillero Francisco Galadí, supuestamente enterrados con Lorca.

En ese exhorto, en el que no se mencionaba al poeta granadino, Garzón recordaba también los requisitos mínimos que ya fijó en una resolución anterior y que habrían de tenerse en cuenta para los trabajos de exhumación.

El juez de la Audiencia Nacional llegó a admitir a trámite las denuncias de 22 asociaciones de familiares de desaparecidos en la Guerra Civil y el franquismo, entre ellas la de Nieves Galindo, nieta del maestro supuestamente enterrado en Granada junto a Lorca y a los banderilleros Francisco Galadí y Joaquín Arcollas.