Detenidos en San Fernando de Henares dos alucineros que robaron en una nave y que intentaron darse a la fuga

Uno de los detenidos se fugó en diciembre durante la incineración de un familiar en el Cementerio de la Almudena

MADRID, 23 (EUROPA PRESS)

Agentes de la Policía Nacional y Local de San Fernando de Henares detuvieron el domingo a dos alucineros que robaron en una nave y que intentaron darse a la fuga como presuntos responsables de un delito de robo con fuerza, la sustracción de un vehículo de gran cilindrada, así como las placas de otro, según informó hoy la Jefatura Superior de Policía de Madrid.

Los arrestados, Héctor N. G. e Ismael A. V., formaban parte de un grupo organizado de "aluniceros" que estaban siendo investigados por el Grupo XXI de la Unidad de Crimen Especializado y Violento (U.D.E.V) y la Unidad de Policía Judicial de la Guardia Civil de Pinto. De hecho, uno de ellos, Ismael A. es un "viejo conocido" de la policía, ya que el pasado mes de diciembre, durante el puente de la constitución, protagonizó una espectacular fuga durante la incineración de un familiar en el cementerio de la Almudena.

En este caso, un vecino alertó el domingo a la Policía de que se estaba cometiendo un robo en una nave de San Fernando de Henares. Hasta allí se dirigieron varios agentes de la Policía Nacional y Local, quienes observaron que una de las puertas de la nave estaba abierta y en el interior había un camión cargado con material informático.

Acto seguido, los policías observaron a cuatro individuos agazapados en el interior de la nave que, al advertir la presencia de los agentes, emprendieron una huida, procediendo estos últimos a perseguirles por la calles aledañas. Los policías lograron darles alcance unos instantes después y, tras un fuerte forcejeo, detuvieron a dos de los asaltantes. Sin embargo, los otros dos compinches consiguieron darse a la fuga.

A continuación, se inspeccionaron las proximidades de la nave asaltada y se localizó en la parte posterior un vehículo de alta gama, en cuyo interior se encontró una caja fuerte, un ordenador portátil y diferentes herramientas con las que los delincuentes perpetraban sus robos, tales como una radial con discos de recambio, tres cizallas de varios tamaños, una maza, cuatro llaves de grifa, dos picos sin mango, una linterna y cinco destornilladores. Asimismo, hallaron dentro de la nave un camión cargado con material informático que había sido sustraído previamente.

En una inspección ocular más a fondo, los agentes advirtieron que una de las puertas de la nave se encontraba forzada. Además, también estaba violentada la primera verja del perímetro, y la segunda puerta tenía fracturada la cadena que la cerraba.

De igual modo, el tejado presentaba una abertura desde la que supuestamente se descolgaron los delincuentes y que permitía el acceso al salón de reuniones. Fue en este punto donde los policías vieron cómo la central de alarmas se encontraba totalmente arrancada y donde previsiblemente había estado anclada al suelo la caja fuerte que con anterioridad habían recuperado del vehículo de los asaltantes.