Sucesos.- Detenido por el supuesto robo de la caja de una gasolinera, de la que se llevó jamones y chocolatinas

También ha sido arrestados los presuntos autores de otros robos en bares de Benalúa y Santa Fe GRANADA, 25 (EUROPA PRESS) La Guardia Civil ha detenido a un hombre de 37 años, identificado como M.A.T.C., como presunto autor de un robo de una gasolinera de Torvizcón (Granada), de la que se apoderó de su caja registradora, cuatro jamones, cerveza y chocolatinas. El robo se produjo durante la noche de 5 al 6 de marzo, cuando el arrestado, tras romper la puerta y comprobar que esa noche la alarma no funcionaba, entró en la gasolinera hasta en tres ocasiones: la primera se llevó la caja registradora; en la segunda los cuatro jamones; y en la tercera se apoderó de varias latas de cerveza y de cuantas chocolatinas y patatas fritas pudo cargar en la mochila que llevaba consigo, informó el Instituto Armado en una nota. El presunto autor fue además identificado porque en las cámaras de seguridad de la gasolinera se veía su imagen y durante el robo se cortó y dejó una muestra de sangre cuyo ADN se está analizando. Tampoco tuvo reparo el ahora arrestado en comerse posteriormente algunas de las chocolatinas que había robado en un bar de la localidad, como han afirmado varios testigos. Por otro lado, en Benalúa se ha detenido a A.P.D., de 32 años, como presunto responsable del robo en el bar anexo a su domicilio. La vivienda del detenido y el negocio de su víctima comparten una puerta cerrada con un candado, que el reseñado forzó para después apoderarse del dinero de la caja registradora y del del bote de las propinas, y manipular la máquina expendedora de tabaco. En Santa Fe la Guardia Civil ha arrestado a C.S.L.M., de 22 años, como presunto autor del robo ocurrido en un bar de ese municipio. El robo se produjo durante la noche del pasado día 20 de marzo. El detenido y otro joven, ya identificado, aunque no detenido, rompieron el cristal de la puerta y entraron al establecimiento encapuchados para apoderarse de la caja registradora y huir. La grabación de las cámaras de seguridad ha servido a los agentes para identificar a ambos jóvenes a pesar de las capuchas.