Un movimiento cívico pega carteles por estaciones de Sevici para "salvar" el servicio y pide seguridad policial

SEVILLA, 2 (EUROPA PRESS)

Un movimiento cívico puesto en marcha por ciudadanos anónimos ha comenzado la pegada de carteles en diversas estaciones del servicio de alquiler de bicicletas públicas 'Sevici' del Ayuntamiento de Sevilla --ya pueden verse en algunos entornos como el edificio Viapol o el campus universitario de Ramón y Cajal--, con el objetivo de "salvar" el servicio, para lo cual piden medidas centradas en el incremento de la seguridad y la presencia policial.

Según los carteles, a un ejemplar de los cuales ha tenido acceso Europa Press, "el Sevici está amenazado" por la "lacra" del vandalismo, pues "ya sea por culpa de algunos usuarios que no hacen un uso responsable de las bicis, ya sea, sobre todo, por culpa de algunos vándalos que no tienen otra cosa mejor que hacer para divertirse que incordiar a los demás, cada vez resulta más frecuente encontrarnos con bicicletas fuera de combate".

"Encima, en tiempos de crisis y sin aumentar la plantilla de trabajadores para reparar las bicis, pretenden subirnos el alquiler desde los 10 a los 30 euros", continúa el manifiesto, en referencia a la pretensión de la concesionaria JCDecaux de aumentar el precio del abono aludiendo a la tarifa vigente en Barcelona, según ya informó Europa Press.

Este movimiento insta a la ciudadanía a enviar por correo al alcalde, Alfredo Sánchez Monteseirín (PSOE), y al concejal de Infraestructuras para la Sostenibilidad, Antonio Rodrigo Torrijos (IU), las peticiones, al tiempo que anima a reenviar la información a usuarios de Sevici y a crear carteles de denuncia propios.

En cuanto a las medidas propuestas, destaca la creación de una unidad especial de la Policía Local que se encargue específicamente de investigar y perseguir los actos vandálicos que se producen sobre las bicicletas y las estaciones, así como el incremento de la vigilancia policial en las estaciones las madrugadas de los viernes y los sábados, "con especial atención a los grupos de jóvenes con antecedentes por actos vandálicos y las estaciones más vandalizadas".

También se propone la disposición de cámaras de seguridad en las estaciones y de dispositivos electrónicos que alerten "con rapidez" de las posibles agresiones, y sentencias "ejemplarizantes" con multas coercitivas y trabajos a favor de la comunidad para aquellos que sean condenados por estos delitos.