Detenida una mujer acusada de matar a su hijo recién nacido y esconderlo en un armario

  • Madrid, 24 mar (EFE).- Una mujer ha sido detenida en Madrid acusada de matar a su hijo recién nacido y esconderlo en el fondo de un armario de su casa, tras lo cual se fue al hospital y dijo que tenía dolor de estómago, pero los médicos comprobaron que acababa de parir y avisaron a la Policía.

Detenida una mujer acusada de matar a su hijo recién nacido y esconderlo en un armario

Detenida una mujer acusada de matar a su hijo recién nacido y esconderlo en un armario

Detenida una mujer acusada de matar a su hijo recién nacido y esconderlo en un armario

Detenida una mujer acusada de matar a su hijo recién nacido y esconderlo en un armario

Madrid, 24 mar (EFE).- Una mujer ha sido detenida en Madrid acusada de matar a su hijo recién nacido y esconderlo en el fondo de un armario de su casa, tras lo cual se fue al hospital y dijo que tenía dolor de estómago, pero los médicos comprobaron que acababa de parir y avisaron a la Policía.

Según ha informado hoy la Jefatura Superior de Policía, el personal de La Paz les avisó el pasado jueves del ingreso el día anterior de Marianela G.M., ecuatoriana de 30 años, que acudió sola al hospital quejándose de dolor de estómago, aunque tenía síntomas de haber dado a luz recientemente a pesar de que negaba haber estado embarazada.

En su declaración al personal de La Paz, la mujer incurrió en numerosas contradicciones, hasta que un día después de su ingreso manifestó a los facultativos que "había expulsado algo" y que después lo había arrojado a un contenedor.

Los médicos de La Paz avisaron a la Policía Nacional, que registró la vivienda de la mujer, situada en el barrio madrileño de San Blas, e interrogó a su compañera de piso, quien les contó que la noche del miércoles acompañó a Marianela al hospital porque sangraba y le dolía el estómago.

Agentes del Grupo de Homicidios y efectivos de la Policía Científica realizaron una inspección ocular de la vivienda, mientras se buscaba, sin éxito, el cuerpo del bebé en los contenedores de basura de los alrededores de la casa donde se había producido el alumbramiento.

Finalmente, un familiar llamó el pasado sábado a la Policía para decir que había encontrado el cadáver del bebé en el fondo de un armario, envuelto en unas ropas.

El juez de guardia y el médico forense acudieron al domicilio de la mujer -que se encuentra en prisión- para proceder al levantamiento del cadáver y realizarle la autopsia, que ha revelado que el bebé nació con vida.