El estado petrolero nigeriano de Rivers castigará a los secuestradores con cadena perpetua

  • Lagos, 18 feb (EFE).- La Asamblea parlamentaria del estado de Rivers, en la zona petrolera nigeriana del delta del Níger, aprobó la cadena perpetua como pena para los secuestradores en esa zona, donde el número de estos delitos se ha incrementado enormemente en el último año.

El estado petrolero nigeriano de Rivers castigará a los secuestradores con cadena perpetua

El estado petrolero nigeriano de Rivers castigará a los secuestradores con cadena perpetua

Lagos, 18 feb (EFE).- La Asamblea parlamentaria del estado de Rivers, en la zona petrolera nigeriana del delta del Níger, aprobó la cadena perpetua como pena para los secuestradores en esa zona, donde el número de estos delitos se ha incrementado enormemente en el último año.

El gobernador del estado, Rotemi Amaechi, había defendido la pena de muerte para los secuestradores en la Asamblea, pero los legisladores, aunque decidieron agravar el castigo, no imponer la pena capital, según informó hoy la prensa local.

"La norma aprobada debe servir de disuasión. Los secuestros los llevan a cabo redes de criminales y quienes formen parte de ellas deben saber que esa pena será para todos los implicados", dijo el presidente de la cámara estatal, Tonye Harry.

Sólo en el último año han sido secuestradas en el estado de Rivers cientos de personas para cobrar rescate, entre ellas un buen número de extranjeros trabajadores de empresas petroleras o tripulantes de buques que dan servicio a esas compañías.

En la zona actúan varios grupos de bandidos y algunas guerrillas, entre las que destaca el Movimiento para la Emancipación del Delta del Níger (MEND), que asegura buscar la autonomía de la región y más inversión para mejorar la vida de sus habitantes, la mayoría de los cuales viven en la miseria pese a la gran riqueza petrolera.

Aparte de las numerosas personas que están secuestradas por delincuentes, la mayoría ciudadanos nigerianos, el MEND mantiene en su poder a dos británicos, Robin Barry Hughes y Matther John Maguire, capturados hace cinco meses y de los que el grupo ha dicho que uno de ellos, sin precisar cual, se encuentra enfermo.

Ayer mismo, el MEND negó cualquier relación con el ataque llevado a cabo contra el palacio presidencial de Malabo, la capital de Guinea Ecuatorial, del que fue responsabilizado por el Gobierno de ese país.