El secuestrado liberado por la Policía en Ceuta estafó a sus captores 27.000 euros con el 'timo del nigeriano'

CEUTA, 25 (EUROPA PRESS) El ciudadano marroquí que anteayer fue liberado por la Policía Nacional en la habitación de un hotel de Ceuta donde supuestamente le mantenían retenido otros cuatro individuos concluyó esta mañana con la detención de los cinco implicados, el presunto secuestrado y otro de los presentes, que resultó ser su cómplice, arrestados por estafa, y los otros tres bajo la acusación de detención ilegal. Según las investigaciones policiales, los dos primeros, cuyas identidades responden a las iniciales M.M. y K.M.J., de 28 y 36 años de edad, habían estafado 27.000 euros a los otros tres con el conocido 'timo del nigeriano o del billete negro', que consiste en hacer creer a la víctima que puede convertir, mediante unos líquidos especiales, supuesto dinero tintado de negro en billetes de euro legales. La Jefatura Superior del Cuerpo Nacional de Policía en Ceuta informó esta mañana a través de un comunicado de prensa de que los secuestradores "supuestamente iban a recibir el doble de la cantidad aportada para blanquearla, obteniendo así amplios beneficios en la operación". Sin embargo "lo que recibieron fueron unos paquetes con recortes de revistas que posteriormente fueron recuperados por agentes de Policía Científica en un lugar próximo al pantano de Ceuta". "Tras comprobar que la persona liberada era el presunto autor de un delito de estafa se procedió su detención", detalló la Policía, que además detuvo a su presunto cómplice, que en el momento del arresto portaba 5.000 euros en efectivo. El lunes a las 13,45 horas el servicio 112 de Ceuta recibió una llamada desde un móvil que había sido activado sin que nadie hablase directamente. A través de esta comunicación se escucharon gritos de auxilio y una conversación que aportaba detalles sobre un presunto secuestro que se estaba produciendo en ese momento. También se obtuvieron datos sobre el posible destino de secuestrado y secuestradores, un céntrico hotel de la ciudad. Una vez puesto en conocimiento el hecho, la Jefatura Superior de Policía de Ceuta activó un amplio dispositivo policial para resolver el posible secuestro. Los investigadores detectaron la presencia de varios individuos sospechosos en el entorno del hotel a donde supuestamente habían trasladado a la persona secuestrada. Los agentes comprobaron que varios de ellos eran conocidos y contaban con un amplio historial delictivo. Estos sujetos --S.A., M.M. y A.C., de 40 y 39 años respectivamente-- acompañaban hacia el interior del hotel a otra persona que presentaba signos externos de haber sido golpeado.