AMPL.- Cardona admite que contrató a Joan Rosselló para diseñar la propaganda del PP pero se desvincula de su transporte

El ex jefe de gabinete del diputado afirma que la factura para el traslado de seis toneladas de folletos fue firmada por Ordinas PALMA DE MALLORCA, 12 (EUROPA PRESS) El ex conseller de Comercio, Industria y Energía, Josep Juan Cardona, reconoció hoy que contrató al publicista Joan Rosselló, imputado junto al también diputado del PP dentro del caso Scala, para diseñar los folletos electorales de la formación en las pasadas elecciones autonómicas y municipales, aunque se desvinculó del transporte de la propaganda de Palma a Ibiza supuestamente con cargo a las cuentas del Consorcio de Desarrollo Económico de Baleares (CDEIB). Así lo afirmaron a Europa Press fuentes judiciales tras la comparecencia de Cardona ante la titular del juzgado de instrucción número 4 de Palma, Piedad Marín -encargada de la causa-, que se prolongó durante aproximadamente una hora y durante la cual negó, no obstante, que contactase con el diseñador de Binissalem a cambio de contraprestaciones. Sobre el asunto del envío de los panfletos de los 'populares', cabe recordar que la ex gerente del organismo y principal imputada dentro de la causa, Antònia Ordinas, en libertad bajo fianza de 100.000 euros, ya apuntó al ex conseller así como al ex director general de Promoción Industrial, Kurt Viaene, como los únicos responsables que pudieron autorizar el pago del transporte de la publicidad a la isla pitiusa. Durante su declaración y en contra de lo afirmado por Ordinas cuando ésta apuntó que el ex conseller obligó a Rosselló a elaborar gratis los folletos para la campaña electoral del PP, Cardona negó de forma tajante este extremo, al tiempo que agregó que de los contenidos de la propaganda, como las fotografías incluidas, se encargaba su ex jefe de gabinete, José Manuel Alcaraz. Precisamente, el interrogatorio del diputado 'popular' estuvo precedido por el de Alcaraz, quien reafirmó las palabras de Cardona en este sentido al reconocer que se encargaba de elaborar los contenidos de los folletos, aunque se desvinculó del presunto pago de más de 13.000 euros que acreditarían el traslado de la propaganda sufragado por el Consorcio. Incidiendo en este aspecto, el ex jefe de gabinete aseveró que la factura relacionada con este transporte -sobre el cual la Fiscalía postula que las cajas que contenían los panfletos pesaban más de seis toneladas y estaban camufladas bajo a aparencia de productos marca 'Baleares Cinco Estrellas'- "se ha pagado", y aseguró al mismo tiempo que fue Ordinas quien se encargó de firmarla y la que por tanto autorizó el pago, en lugar de Cardona y Viaene, como ya apuntó la ex gerente en sus declaraciones. LOS PAGOS "ERAN COSA DE ORDINAS" Por otro lado, también comparecieron ante la jueza de instrucción cinco testigos, tres de ellos funcionarios del CDEIB, un empresario de la empresa transportista que se encargó del envío y otro de la imprenta Bahía Palma, donde se imprimieron los folletos electorales. Durante su declaración, coincidieron en subrayar que todos los pagos "eran cosa de Ordinas" y ninguno de ellos se ejecutaba "sin que ella diese el visto bueno". A los juzgados de Vía Alemania llegó Cardona en torno a las 12.30 horas, acompañado por su abogado, Josep Zaforteza, y tanto en ese momento como a su salida de las dependencias judiciales eludió hacer declaraciones a los medios, aseverando que cuando comenzó la instrucción de la causa ya advirtió de que no haría declaraciones "por respeto al juzgado". Cabe recordar que la Operación Scala se inició el pasado 29 de septiembre, con la detención de Ordinas y de su esposa Isabel Rosselló, a quienes la Fiscalía les imputa los delitos de malversación, falsedad documental y defraudación a la administración, a raíz de la supuesta trama de corrupción gestada la pasada legislatura en torno al CDEIB y a través de la cual se podrían haber malversado hasta 5 millones de euros, al haber beneficiado con dinero público y sin concurso previo a personas y empresas allegadas que trabajaron para el Consorcio. En el caso concreto de Cardona, éste se ha visto directamente salpicado por este caso después de que la ex gerente del CDEIB afirmase que el ex conseller conocía la existencia de irregularidades en la adjudicación de contratos a través del Consorcio -dependiente de la Conselleria-, y no actuó para impedirlo.