Anticorrupción pide prisión para el comisario acusado de aceptar sobornos

  • Barcelona, 24 mar (EFE).- La Fiscalía Anticorrupción ha pedido hoy prisión incondicional para el comisario de la Policía Nacional Luis G., que fue detenido ayer acusado de aceptar sobornos por parte de los prostíbulos Riviera y Saratoga a cambio de interceder en su favor.

Barcelona, 24 mar (EFE).- La Fiscalía Anticorrupción ha pedido hoy prisión incondicional para el comisario de la Policía Nacional Luis G., que fue detenido ayer acusado de aceptar sobornos por parte de los prostíbulos Riviera y Saratoga a cambio de interceder en su favor.

Según han informado a Efe fuentes judiciales, este comisario, que coordina las comisarías locales de la Policía Nacional en Cataluña, está acusado, entre otros, del delito de cohecho, como también ocurre con la mayoría de mandos y agentes que ya han sido detenidos o imputados en esta causa, que investiga su supuesta connivencia con los prostíbulos.

La Fiscalía ha hecho esta petición en una "vistilla" celebrada esta mañana en el Juzgado de Instrucción número 33 de Barcelona, que dirige esta causa, después de que la juez haya tomado declaración a Luis G., que fue detenido por los Mossos d'Esquadra ayer al mediodía.

Luis G. fue hace años comisario jefe de Extranjería, cargo del que dependen las unidades de las Redes de Inmigración y Falsedad Documental (Ucrif) de la Policía Nacional, de la que otros cinco mandos y agentes también han sido detenidos o imputados e incluso encarcelados, acusados de interceder a favor de los burdeles Saratoga y Riviera, ambos en Castelldefels (Barcelona).

En concreto, por esta causa se encuentra ya en prisión Andrés O., ex jefe de la Ucrif de la Policía Nacional, acusado, entre otros delitos, del de cohecho. Cuando fue detenido, Andrés O. había dejado ya la Policía y se encontraba en el sector privado.

Por su parte, otro jefe de una de las unidades de la Ucrif, Abundio N., imputado por los delitos de prevaricación, favorecimiento de la prostitución, contra los derechos de los trabajadores y falsedad documental, ha podido eludir la cárcel tras pagar una fianza de 2.500 euros.

La Policía Nacional ha relevado a Abundio N. de sus cargos y le ha reubicado en tareas burocráticas.

También han sido imputados y se encuentran en libertad con cargos otros dos agentes que en su día estuvieron en la Ucrif: José María M. -actualmente destinado a Alicante- y el subinspector Ignacio L., que abandonó el cuerpo y trabaja en el sector privado, en la misma empresa que Andrés O.

Otro mando que también fue imputado, y que se encuentra en libertad, es el ex inspector jefe del grupo de Extranjería y Documentación, José Javier M.P., que fue el primer acusado por la Fiscalía Anticorrupción y que, según fuentes judiciales, se ha convertido en un elemento clave para desentrañar la trama.

En esta causa, que ha comportado el cierre provisional por seis meses de los burdeles Saratoga y Riviera, también han sido encarcelados un propietario del Riviera, Antonio H., otro del Saratoga, Raúl P., y el director de este último burdel, Carmelo S., acusados de un delito contra los derechos de los trabajadores, cohecho, contrabando y favorecimiento de la prostitución ilegal.

Asimismo, han quedado en libertad con cargos otros dueños del Saratoga, José Carlos H., y del Riviera, José V.

Los dos macroburdeles, los dos mayores de Barcelona, han sido objeto en varias ocasiones a lo largo de los últimos años de diversas redadas policiales, en la mayoría de los casos porque las mujeres que ejercían la prostitución en estos locales carecían de permiso de residencia.