Cardona declara hoy sobre el envío de folletos electorales del PP con cargo a las cuentas del CDEIB

PALMA DE MALLORCA, 12 (EUROPA PRESS) El diputado del PP y ex conseller de Comercio, Industria y Energía, Josep Joan Cardona, declarará hoy, a partir de las 9.30 horas, ante la titular del juzgado de instrucción número 4 de Palma, Piedad Marín, encargada del caso Scala, quien le interrogará sobre el supuesto envío de folletos electorales de Palma a Ibiza a cargo de las cuentas del Consorcio de Desarrollo Económico de Baleares (CDEIB) en los pasados comicios autonómicos y municipales. En este sentido, la ex gerente del organismo y principal imputada dentro de la causa, Antònia Ordinas, ya apuntó al ex conseller así como al ex director general de Promoción Industrial, Kurt Viaene, como los únicos responsables que pudieron autorizar el pago del transporte de la publicidad de los 'populares' a la isla pitiusa. Cabe recordar que Ordinas, que se encuentra en libertad bajo fianza de 100.000 euros, afirmó ante la magistrada el pasado mes de diciembre que Cardona fue quien encargó la confección de los folletos al diseñador de Binissalem Joan Rosselló -otro de los imputados en la causa-, pese a que aseguró "no tener ni idea" acerca de los pormenores que rodean al transporte de la propaganda. Según la Fiscalía, se han localizado varias facturas por valor de más de 13.000 euros que acreditarían el traslado de la propaganda sufragado por el Consorcio. Al parecer, las cajas que contenían los folletos, con un peso de más de seis toneladas, fueron camufladas para su transporte camufladas bajo la apariencia de productos de la marca 'Baleares Cinco Estrellas'. La Operación Scala se inició el pasado 29 de septiembre, con la detención de Ordinas y de su esposa Isabel Rosselló, a quienes la Fiscalía les imputa los delitos de malversación, falsedad documental y defraudación a la administración, a raíz de la supuesta trama de corrupción gestada la pasada legislatura en torno al CDEIB y a través de la cual se podrían haber malversado hasta 5 millones de euros, al haber beneficiado con dinero público y sin concurso previo a personas y empresas allegadas que trabajaron para el Consorcio. Por su parte, Cardona se ha visto directamente salpicado por este caso después de que la ex gerente del CDEIB afirmase que Cardona conocía la existencia de irregularidades en la adjudicación de contratos a través del Consorcio -dependiente de la Conselleria-, y no actuó para impedirlo.