El abogado del concejal conquense amenazado echa en falta el apoyo del PP, pero dice que aún hay tiempo para reaccionar

CUENCA, 18 (EUROPA PRESS)

El abogado del concejal en el Ayuntamiento de Cuenca Miguel Ortiz, José Baltasar Plaza, criticó que el Partido Popular y el Consistorio no hayan apoyado a su representado, pero recuerda que no es tarde para tomar medidas.

En declaraciones a Europa Press, Plaza reconoció que han echado mucho en falta el apoyo abierto de los superiores jerárquicos de Miguel Ortiz, pero resaltó que el proceso acaba de empezar, y que el partido y el Ayuntamiento aún están a tiempo de tomar medidas.

Afirmó que "uno debe sentirse protegido, y por mínima que fuera debería haber existido alguna actividad de los superiores jerárquicos del partido. Medidas cautelares, o al menos informativas, por apoyar a quien es víctima de estos hechos".

El pasado jueves, Ortiz confirmó que había recibido amenazas, a través de Internet, contra él y su familia. El edil explicó que el pasado mes de enero presentó una denuncia por unas amenazas que calificó de "graves y meditadas".

El alcalde de Cuenca, Francisco Pulido, aseguró que el equipo de Gobierno esperará a que se dicte una resolución judicial para tomar parte en el asunto, mientras que la presidenta del Partido Popular en Cuenca, María Ángeles García, defendió que hay que dejar trabajar a los servicios judiciales y que no harían valoraciones hasta no tener un dictamen.

Plaza resaltó que Miguel Ortiz ha sido víctima de amenazas que calificó como "muy graves", muy duras, que traspasan la esfera pública de Ortiz para atacar a su persona y a su entorno familiar.

El abogado no quiso entrar en los motivos que pueden haber conducido a alguien a realizar estas amenazas, "porque como profesional me limito a mi trabajo jurídico y procesal. Yo no vivo en Cuenca y no sé a qué obedece; no se si es puramente personal, o son desacuerdos o disensiones profesionales. Lo que sí sé es lo que hay ahora mismo en el juzgado".

En este sentido, recordó que existen ya pruebas periciales en la causa, que dan con la identidad del número de línea y la dirección física de domicilio desde la que se mandan estos correos electrónicos, y que corresponde al marido de la también concejal del Partido Popular, Raquel Vieco.

"Aunque estamos todavía en las diligencias previas y sin pretender calificar anticipadamente unos hechos que le compete hacer a la autoridad judicial, hay injurias, calumnias, insultos, extorsión, suplantación de identidad, porque se han utilizado identidades falsas para enviar comunicaciones con su nombre. Es un tema grave y puede haber varios delitos que se estén cometiendo", apuntó el letrado.

Asimismo, Plaza apuntó a la delicada situación de su defendido "porque han sido amenazas, injurias, calumnias, e insultos muy fuertes. Cualquiera estaría por supuesto incómodo, pero incluso sentiría miedo si es sujeto pasivo de las mismas. Si además vienen de compañeros de partido, con los que trabaja y se sienta día a día, es un malestar inconcebible".