El árbitro del Valladolid-Velenje de la semifinal de la Recopa de 2004 denuncia un intento de soborno

  • Berlín, 28 mar (EFE).- El árbitro suizo Michael Falcone, que dirigió la semifinal de la Recopa Europea entre el Valladolid y el Gorenje Velenje esloveno en marzo de 2004, ha denunciado una extraña llamada a su teléfono móvil antes de ese partido que apunta a un intento de soborno y manipulación.

El árbitro del Valladolid-Velenje de la semifinal de la Recopa de 2004 denuncia un intento de soborno

El árbitro del Valladolid-Velenje de la semifinal de la Recopa de 2004 denuncia un intento de soborno

Berlín, 28 mar (EFE).- El árbitro suizo Michael Falcone, que dirigió la semifinal de la Recopa Europea entre el Valladolid y el Gorenje Velenje esloveno en marzo de 2004, ha denunciado una extraña llamada a su teléfono móvil antes de ese partido que apunta a un intento de soborno y manipulación.

Así lo asegura la revista "Der Spiegel" en su edición de la próxima semana en donde cita declaraciones de Falcone que pueden poner en problemas a la Confederación Europea.

La llamada provino de un ex-arbitro esloveno que se había convertido en funcionario y que le dio a entender a Falcone que el Velenje debía ganar el compromiso.

Falcone dice haber interrumpido de inmediato la conversación y haber informado de inmediato al delegado de la Confederación Europea para el partido que era el alemán Gerd Butzek que casualmente había sido testigo de la llamada.

Butzeck, entonces, habría dado parte del caso, telefónicamente, al secretario general Michael Wiederer y haberle ofrecido elaborar un informe escrito sobre el caso.

Wiederer, sin embargo, rechazó esta última oferta y dijo que se ocuparía personalmente del caso. Ahora, confrontado por "Der Spiegel" con la historia, el secretario general ha asegurado no recordar la llamada de Butzeck.

Según "Der Spiegel", Falcone ha enviado una carta a la sede de la Confederación Europea en Viena donde reitera la acusación de que se produjo un intento de soborno antes de aquel partido en el que el otro árbitro era el alemán Felix Rätz.