Garzón interrogará el viernes a los abogados sospechosos de 'blanquear' dinero para la mafia rusa Tambovskaya

MADRID, 15 (EUROPA PRESS)

El juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón tiene previsto interrogar el próximo viernes a los tres abogados detenidos hoy en en las localidades de Málaga y Marbella por su presunta relación con la trama de mafia rusa desarticulada en junio pasado en la 'Operación Troika', informaron fuentes jurídicas.

Se trataría de un nuevo avance de la investigación iniciada por el Juzgado Central de Instrucción número 5 el pasado junio contra la poderosa organización mafiosa 'Tambovskaya' Los letrados, cuyas identidades no han trascendido, son inicialmente sospechosos de blanquear dinero para los responsables de la organización.

Esta mañana, agentes de la Unidad contra la Delincuencia y el Crimen Organizado (UDYCO) registraban las viviendas y los despachos de los tres abogados, dos de ellos españoles y un tercero de origen ruso, pero con nacionalidad española.

La operación está dirigida por el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón y en ella participa la Fiscalía Anticorrupción. Según las mismas fuentes, es poco probable que se produzcan nuevas detenciones en las próximas horas.

En la llamada operación 'Troika', el juez de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón decretó, el pasado 17 de junio, la prisión incondicional de 13 detenidos a quienes se les imputaron diferentes delitos cometidos desde 1998 en función de su actuación en el grupo delictivo, como los de asociación ilícita, blanqueo de capitales, falsificación en documento mercantil, delitos contra la hacienda pública, falsedad en documento oficial y simulación de contrato.

Según el auto del magistrado, todos ellos estarían vinculados a la organización criminal conocida como 'Tombovskaya-Malysevskaya'" en la que componían "una homogénea estructura subjetiva en la que los principales dirigentes habían sido incluso compañeros de banda en su juventud, compartían responsabilidad y se repartían segmentos de poder". Con el objetivo de incrementar su riqueza, borrar su pasado criminal, vivir "sin problemas" en España o proporcionar auxilio a otros delincuentes, los acusados empleaban sus contactos y sus actividades lucrativas para "pedir u otorgar favores en el ámbito político, económico, financiero y judicial".

La mayoría, con antecedentes penales en Rusia y otros países como Suiza y EE.UU., cometieron asesinatos, tráfico de armas, extorsión, estafa, falsedades, tráfico de influencias, cohecho, negociaciones prohibidas, contrabando, tráfico de drogas, palizas por encargo y amenazas. Contaban además con un equipo de asesores jurídicos-financieros que canalizaban todos los fondos alcanzados mediante sus actividades criminales.

EL 'CAPO' PETROV.

Entre los detenidos, figuró el supuesto 'capo' Gennadios Petrov, a quien sus subordinados llamaban 'caudillo', y que acumuló un valor patrimonial, bien en efectivo como en bienes muebles e inmuebles, que superaba los 30 millones de euros. En España mantenían las sociedades Inmobiliaria Calvia 2001, Inmobiliaria Balear 2001, Drever LImited y Centros Comerciales Antei.

Entre los acusados, se encontraban también el lugarteniente de Petrov, Alexander Malyshev, y Vitali Izguilov, cuyo ingreso en prisión por la 'operación avispa' en 1995 le supuso su ascenso en la comunidad criminal. También fueron arrestados un gestor inmobiliario y dos abogados españoles, Juan Antonio Félix Untoria y Julián Jesús Angulo, acusados de delitos de asociación ilícita, blanqueo de capitales y falsedad contable.