Levantan la imputación contra el presidente del Consell de Ibiza por falsedad documental

  • Ibiza, 18 feb (EFE).- El juez del Juzgado de Instrucción número 2 de Ibiza, José Espinosa, ha levantado la imputación por falsedad documental contra el presidente del Consell Insular de Ibiza, Xicu Tarrés (PSOE), en la causa que investiga el presunto cobro ilegal de comisiones en el proyecto urbanístico "Eivissa Centre".

Ibiza, 18 feb (EFE).- El juez del Juzgado de Instrucción número 2 de Ibiza, José Espinosa, ha levantado la imputación por falsedad documental contra el presidente del Consell Insular de Ibiza, Xicu Tarrés (PSOE), en la causa que investiga el presunto cobro ilegal de comisiones en el proyecto urbanístico "Eivissa Centre".

Tarrés continúa imputado genéricamente en el caso y deberá continuar con la declaración que dejó en suspenso el pasado día 9.

En su próxima declaración, sin embargo, no responderá a las preguntas relacionadas con la falsedad documental que se asentaba en las presuntas modificaciones en el alzado del Edificio Joan XXIII.

Tarrés, que ha comparecido en rueda de prensa, ha valorado muy positivamente la decisión y ha asegurado que el proceso que se inició a raíz de unas grabaciones realizadas por el ex secretario general de los socialistas pitiusos Roque López, en las que presuntamente se demuestra el cobro de comisiones en el marco del proyecto de remodelación urbanística del centro de la ciudad, es "un montaje terrible".

Ha asegurado que tiene la "conciencia tranquila" y que, en relación al proyecto, "todo se ha hecho bien", y ha mantenido que el proyecto "era, es y acabará siendo un gran proyecto".

Por eso, ha dicho Tarrés, está "tranquilo", y ha asegurado que el auto emitido por el juez confirma que "todo se ha hecho de manera correcta".

Tarrés ha mantenido que él explicó siempre que su imputación por falsedad documental era una estrategia para "confundir a la gente": "Menos mal que hay documentos" ha concluido.

Para el secretario de organización del PSOE Ibicenco, Julián Aguilar, el hecho de que el juez haya decidido que no hay delito de falsedad documental desmonta "toda la presunta trama" y hace que Tarrés sólo declara en calidad de imputado sin que esta imputación presuponga "la comisión de ningún delito".