Prisión provisional para la alcaldesa de La Muela

MADRID (Reuters) - El juez que instruye el caso de presunta corrupción urbanística en la localidad zaragozana de La Muela decretó el lunes de madrugada prisión provisional sin fianza para la alcaldesa de la población, María Victoria Pinilla, informó una portavoz del Tribunal Superior de Justicia de Aragón.

El fiscal la acusa de los delitos de prevaricación, cohecho, tráfico de influencias, malversación de caudales públicos y blanqueo de capitales, agregó la portavoz.

Hacia las 3:30 de la madrugada, después de varias horas de declaración, el juez decretó el ingreso en prisión de la alcaldesa, del Partido Aragonés Regionalista, que fue trasladada a la cárcel de Zuera, en Zaragoza.

El lunes el juez de instrucción número 1 de La Almunia de Doña Godina decretó libertad provisional con cargos para el marido de la alcaldesa, Antonio E.L., a quien el fiscal imputa los delitos de tráfico de influencias, uso de información privilegiada y blanqueo de capitales.

Además se le ha retirado el pasaporte y tendrá que comparecer en el juzgado dos veces al mes.

Antonio E.L. es el último de los imputados que ha prestado declaración desde que el viernes pasado los 19 detenidos fueran puestos a disposición judicial.

La operación comenzó hace aproximadamente un año tras una denuncia presentada ante la policía.

Entre los detenidos está un concejal, que también ha ingresado en prisión, el arquitecto municipal, el secretario del ayuntamiento y empresarios de La Muela, Zaragoza, San Sebastián y Madrid, dijo el tribunal en un comunicado.

El juez, quien ha decretado el secreto de sumario, estudiará las comparecencias a lo largo de la semana, así como la documentación incautada en los registros.

Por otra parte, el presidente del comité intercomarcal de Zaragoza del PAR ha anunciado que tomará "medidas enérgicas para zanjar el asunto de La Muela con la mayor firmeza".

El secretario general del partido, Alfredo Boné, defendió a los "casi 200 alcaldes y casi mil concejales" de la formación que trabajan "día a día, de forma honesta, por los pueblos y ciudades de todo Aragón" y agregó que no permitirá que se utilicen los hechos para atacar al PAR "ni a las personas que formamos parte de este gran proyecto político".

Los casos de corrupción con responsables municipales de diversos partidos implicados se han multiplicado en los últimos años en España, al calor del gran desarrollo urbanístico registrado en el país.

A finales de febrero, la Guardia Civil detuvo al alcalde de la localidad malagueña de Alcaucín y a otras 12 personas por presunta corrupción urbanística.