Un organismo anticorrupción alerta sobre dos reformas en Francia

PARÍS (Reuters) - Un grupo de denuncia contra la corrupción advirtió el miércoles al presidente francés, Nicolas Sarkozy, que dos de sus reformas dificultarán los esfuerzos para combatir los sobornos, empañando su reputación en la lucha internacional contra los paraísos fiscales.

La división francesa del influyente organismo Transparency International criticó el plan de Sarkozy de eliminar la figura de los jueces de instrucción, que son independientes del Ejecutivo y han iniciado numerosos casos de corrupción.

De acuerdo con el nuevo sistema, la fiscalía del Estado, que responde ante el Ministerio de Justicia, decidirá si inicia un proceso o no. Transparency señaló que no se opone a eso en principio, pero que los fiscales deberían ser independientes del Gobierno.

"Hay un serio riesgo de que las acciones legales ni siquiera despeguen en casos de corrupción, sobornos o apropiación indebida que puedan incomodar a líderes políticos y económicos", advirtió en un informe la división francesa del organismo.

La reforma se produce tras un escándalo de abuso de menores, en el que un joven juez de instrucción encarceló erróneamente a 13 sospechosos, un fallo judicial que causó un escándalo a nivel nacional.

Los temores de Transparency se explicaron la semana pasada, cuando un juez de instrucción inició una investigación sobre los activos que poseen en Francia los presidentes de tres países africanos productores de petróleo, sólo para que la fiscalía del Estado intentara bloquear el proceso.

Estos magistrados independientes fueron responsables también de una serie de investigaciones sensibles en los 90 que acosaron al fallecido presidente François Miterrand y a su sucesor, Jacques Chirac, e hicieron pública la corrupción en la empresa petrolera Elf, controlada por el estado.

Transparency criticó también otra ley que reforzaría la protección de los secretos militares al requerir que los magistrados den una advertencia previa sobre sus investigaciones.

La ONG indicó que la noción de seguridad nacional se ha utilizado en el pasado, incluyendo en el caso de Elf, para detener investigaciones sobre corrupción, y que la nueva ley podría hacer eso aún más fácil.

"Muchos magistrados consideran estas dos medidas como la culminación de una represalia contra ellos de los círculos de la élite después de los escándalos políticos y financieros de los 90", afirmó.

La organización instó al presidente a cambiar esa percepción modificando los dos planes, y señaló que tiene un buen expediente en otros campos de lucha contra la corrupción, como una ley de noviembre de 2007 que protege a los informadores sobre corrupción en empresas privadas y su papel en la naciente campaña internacional contra los paraísos fiscales.