Aralar exigirá la dimisión de Ares si no pide perdón a los familiares de Paredes

  • Vitoria.- La parlamentaria de Aralar Aintzane Ezenarro ha anunciado hoy que pedirá la dimisión del consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, si no pide "perdón" a la familia de Jon Paredes, uno de los últimos fusilados en el régimen de Franco, cuyo homenaje fue prohibido por la Ertzaintza.

Ares y Bildarratz destacan el consenso logrado para retirar carteles de ETA

Ares y Bildarratz destacan el consenso logrado para retirar carteles de ETA

Ares y Bildarratz destacan el consenso logrado para retirar carteles de ETA

Ares y Bildarratz destacan el consenso logrado para retirar carteles de ETA

Vitoria.- La parlamentaria de Aralar Aintzane Ezenarro ha anunciado hoy que pedirá la dimisión del consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, si no pide "perdón" a la familia de Jon Paredes, uno de los últimos fusilados en el régimen de Franco, cuyo homenaje fue prohibido por la Ertzaintza.

La Audiencia Nacional prohibió la pasada semana una serie de actos convocados en el País Vasco con motivo del "Gudari Eguna" (Día del soldado vasco), entre los que incluyó los homenajes que Ahaztuak, organización que trabaja en el ámbito de la memoria histórica, celebra cada año en recuerdo de los últimos fusilados por el franquismo, entre ellos los miembros de ETA Jon Paredes "Txiki" y Ángel Otaegi.

La Ertzaintza acudió el pasado sábado al cementerio de Zarautz (Guipúzcoa) e impidió el homenaje.

En una rueda de prensa en Vitoria, Ezenarro ha emplazado a Ares a que pida perdón a la familia de Jon Paredes y ha pedido al consejero que aclare "por qué retiró pañoletas y banderolas de Etxerat con las que se critica la política de dispersión y se pide el acercamiento de los presos".

"La huida hacia adelante emprendida por el consejero Ares es inadmisible. Ha llegado a no permitir que las familias recuerden a sus hijos asesinados por el franquismo y hiere a las víctimas con sus decisiones", ha subrayado la parlamentaria.

Ha anunciado que Aralar ha registrado dos interpelaciones dirigidas al consejero Ares para que aclare "por qué prohibió a la familia el acto en recuerdo de Jon Paredes" y "por qué retiró las pañoletas y banderolas con las que se critica la política de dispersión de los presos el pasado 25 de septiembre en Arrasate-Mondragón.

"Euskadi no se puede permitir que una madre, una víctima, no pueda visitar la tumba de su hijo", ha opinado Ezenarro.

Por su parte, el también parlamentario vasco de Aralar Mikel Basabe ha criticado dicha decisión de Ares porque "le ha sido indiferente que los cinco fusilados sean víctimas del franquismo, personas amnistiadas e inocentes".

"Son víctimas del franquismo, nada más", ha recalcado el parlamentario, quien ha añadido que "nos parece muy grave e inadmisible la prohibición del homenaje que los familiares y amigos de Jon Paredes vienen haciendo durante las últimas tres décadas en el cementerio de Zarauz".