Ares afirma que "estamos en el final de la tarea de acabar" con ETA y pide "la máxima complicidad" de todos los partidos

Cree que ETA todavía puede hacer "daño", pero advierte de que sus activistas serán "detenidos" para responder de sus "fechorías"

BILBAO, 13 (EUROPA PRESS)

El consejero del Interior del Gobierno vasco, Rofolfo Ares, afirmó hoy que "estamos en el final de la tarea de acabar definitivamente con la lacra" del terrorismo y pidió "la máxima complicidad" de todos los partidos. Tras asegurar que el de Patxi López será un Gobierno de "firmeza democrática" que liderará "la unidad de los democrátas" para decirle a ETA que no logrará sus objetivos, consideró que la banda armada todavía puede hacer "daño", pero advirtió de que sus activistas serán "detenidos" para responder de sus "fechorías".

En una entrevista concedida a Telecinco, recogida por Europa Press, Ares afirmó que los socialistas trabajarán "sin descanso" para conseguir "el sueño de la inmensa mayoría de la sociedad vasca de tener una Euskadi en paz y que desaparezca definitivamente el terrorismo".

"Lo conseguiremos más pronto que tarde. yo estoy convencido de que ETA está más débil que nunca. Es verdad que todavía puede hacernos mucho daño, pero estamos en el buen camino para acabar definitivamente con el terrorismo", añadió.

Sin atreverse a poner plazos para el fin de la banda, apuntó que "estamos en el final de esa gran tarea de acabar definitivamente con la lacra del terrorismo, de consolidar la paz, la libertad y la convivencia en Euskadi".

"No podemos cometer errores, tenemos que buscar la máxima complicidad de todos los partidos democráticos, del conjunto de la sociedad, no sólo en el combate al terrorismo con la acción policial, judicial, con la colaboración internacional, pero también con el combate a ETA desde la política, desde el conjunto de la sociedad", destacó.

El titular de Interior se marcó como objetivo "combatir al terrorismo y poner a los terroristas y a quienes les apoyan y justifican a disposición de la Justucia para acabar definitivamente con el terrorismo y consolidar la paz".

"Por supuesto, habrá una actitud política del conjunto del Gobierno, pero, especialmente, el consejero del Interior la mantendrá permanentemente, que es un llamamiento al conjunto de la ciudadanía vasca para que, con el Gobierno a la cabeza, todos hagamos un trabajo de deslegitimar política, ética y socialmente a los que practican la violencia, a aquellos que amparan y justifican la violencia", subrayó.

Según aseguró, "no habrá espacios de impunidad" y utilizarán "todos los medios" que tienen al alcance para combatir a ETA "y en todos los frentes". En este sentido, dijo que el de Patxi López será "un Gobierno con firmeza democrática que, desde luego, va a liderar la unidad de todos los demócratas para decirle a los terroristas: 'no váis a conseguir ninguno de vuestros objetivos, nos podéis hacer daño, pero acabaréis siendo detenidos y responderéis de vuestras fechorías ante la Justicia", indicó.

En este sentido, afirmó que él apoyará y "dará todas las indicaciones" para que se combata a los terroristas "en todos los frentes", con la Ley "en la mano". "Y estoy seguro que contaré con el apoyo y el buen hacer profesional de la inmensa mayoría de los miembros de nuestra Policía, de la Ertzaintza", manifestó.

CARTELES

Sobre los carteles de miembros y presos de ETA que existen en ayuntamientos vascos, aseguró que desde el Ejecutivo vasco se hará todo lo posible para que desparezcan "porque son una ofensa a las víctimas, a su memoria y a sus familiares".

"Son carteles que con toda claridad muestran el apoyo a la banda terrorista ETA y a terroristas condenados por cometer asesinatos o por formar parte de la banda terrorista, por prestar apoyo a esta banda, desaparezcan de nuestro entorno", apuntó.

En esta línea, afirmó que se buscará "la colaboración de todas las administraciones, pero la voluntad política es evidente" para que no haya "espacios de impunidad ni en ésta ni en otras cosas".

"En Euskadi la mayoría de la ciudadanía quiere que ETA desaparezca de nuestras vidas y aquellos que les amparan y justifican sepan con toda claridad que pueden hacer política, pero que, si quieren hacerlo, tienen que hacerlo alejados de la violencia, diciéndole a ETA: 'Hasta aquí hemos llegado, queremos independizarnos, queremos hacer política, aunque sea para proponer modificaciones a estas reglas de juego'", subrayó.