Aumentan a 220 las mujeres francesas que se alistan al Estado Islámico en 2015

  • La cantidad de mujeres de nacionalidad francesa que han viajado a Siria e Irak para integrarse en el grupo terrorista ha aumentado en los últimos meses a un ritmo muy superior al de los hombres.

  • En el mes de septiembre se tenían registradas a 164 mujeres, ahora, al finalizar 2015 la cifra ha aumentado hasta colocarse en las 220, lo que supone un incremento de un 35%.

La Gestapo femenina del EI

La Gestapo femenina del EI

Cada vez más mujeres ocupan las filas del grupo armado Estado Islámico. Según un informe de los servicios secretos citado hoy por "France Info", el número de mujeres francesas que habrían viajado a Siria e Irak para alistarse al grupo armado se situaría en 220 al finalizar el 2015.

Se trata de una subida muy superior a la experimentada por el sexo opuesto. Además, ese incremento queda en evidencia cuando se compara con las 164 francesas que se tenían registradas en septiembre en el grupo terrorista, precisó la emisora de radio.

Teniendo en cuenta que los servicios secretos franceses han contabilizado en total 600 personas de nacionalidad francesa que han ido a Siria e Irak reclutados por el EI, el porcentaje de mujeres ha subido al 35 %, frente al 10 % que había en 2013.

No hay constancia de que ninguna de esas mujeres haya pasado al combate, de forma que sus principales perfiles tipo son dos: el de las que han ido para buscar un marido yihadista y el de las que han marchado para reunirse con su esposo o con su familia instalada en Siria o Irak.La proporción de convertidas al islam entre estas mujeres es superior al de los hombres, un tercio frente a la sexta parte.

Más control para las prisioneras

La noticia salta a la luz casi justo cuando el Observatorio Sirio de Derechos Humanos informaba de que el Estado Islámico habría prohibido la venta de prisioneras a aquellos que no pertenezcan al grupo armado, evitando de esta manera la fuga de cautivas.

Según el observatorio esta medida llega tras la noticia de que un iraquí habría comprado a dos prisioneras yazidíes a un yihadista a cambio de 12.000 dólares por cada una de ellas, y más tarde, entregarlas a su familia. Además, entre las medidas también figurarían serías represalias para aquellos que estén implicados en la fuga de prisioneras.